Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Ricardo Eskildsen Morales

Columnistas

Las comunidades de P. H. ante el coronavirus

“Las estadísticas confirman el comportamiento de la mayoría de los propietarios en la P. H. […] se han detectado tres factores: la calidad de vida, la solidaridad y la importancia de los administradores […]”

Han trascurrido más de ocho meses de confinamiento de la población por razón de la COVID-19. Esta medida, ha probado ser eficaz, pues, con ella no se ha rebasado la oferta de camas y de Unidades de Cuidad Intensivos en los hospitales de Panamá. El grupo privado Panama Market Intelligence se dio a la tarea de aprovechar las circunstancias e investigar el mercado inmobiliario, a través de encuestas. Y logró, dentro de un muestreo de unos 600 propietarios en los barrios de mayor población residiendo en P. H. y en la provincia de Panamá, información invaluable. Adelantamos que se ha demostrado que los administradores han logrado mejorar su oferta profesional, en muchos casos, pues se ha logrado concluir que la Propiedad Horizontal es una barrera para el contagio de este virus mortal.

Las estadísticas confirman el comportamiento de la mayoría de los propietarios en la P.H. y dentro de ello se han detectado tres factores: la calidad de vida, la solidaridad y la importancia de los administradores frente a la comunidad.

Ciertamente, existe una minoría que piensa que regresaremos a los estándares de ayer. Pero, se verá que, una vez le ganemos la batalla al virus, nos enfrentaremos a exigencias de la gran mayoría de propietarios en P. H., que esperan mejor salud, más limpieza y solidaridad en las áreas comunes y mayor control de la entrada a los invitados, trabajadores y aquellos “deliveries”.

Hemos escuchado, en varias ocasiones, al viceministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), Arq. José Batista y al arquitecto Uriel Espinosa, de la Dirección de P. H., referirse a que desde 1970, cuando se aprobó la legislación más eficiente sobre la Propiedad Horizontal (el D. G. 217), hoy Panamá cuenta con más de 4000 comunidades, incorporaciones al Régimen de P. H. Esto con tan solo cuatro millones de habitantes, es interesante. En estadística, se demuestra, pues, que existe un aproximado de 200 000 propietarios de unidades inmobiliarias y si a ellos le multiplicamos cuatro personas por unidad inmobiliaria, nos arroja un total de 800 000 personas viviendo en P. H. Esto es que, aproximadamente, un 23 % de la población está vinculado a la Propiedad Horizontal.

A mediados de octubre, la Asamblea Nacional ha aprobado, en tres debates, el Proyecto de Ley No. 428, motivado por un grupo de abogados y de parte del Miviot, que reforma cinco artículos clave, la Ley 31 del 2010 y que permite adoptar decisiones a través de asambleas virtuales o asambleas no presenciales. Esto fortalecerá el diálogo entre propietarios y la toma de decisiones. Con esta futura ley, se logrará resolver las limitaciones impuestas por el Ministerio de Salud, durante la pandemia, que no permiten, aún, reuniones en áreas, sino hasta un máximo del 25 % de capacidad.

Y para mejor entender el comportamiento de los propietarios, recomendamos a los lectores visitar la página web www.pmipanama.com.

Y adelantamos que los que participaron han confirmado que, a mayor educación universitaria de los propietarios, mayor es la expectativa de la salud. Inclusive, está anuente un 67 % de los encuestados, a aumentar la cuota de gastos comunes, para contar con los insumos de bioseguridad dentro de sus Propiedades Horizontales. La Calidad de Vida se ha convertido en un objetivo no negociable. Por otro lado, quedó evidenciado que el administrador debe continuar su profesionalismo para con la comunidad que sierve. La crisis sanitaria por la COVID-19 ha servido para despertar la solidaridad; sin embargo, esta no marcó acto voluntario y espontáneo.

Especialista en Derecho Inmobiliario.