28 de Nov de 2021

  • Mery Alfaro de Villageliú

Columnistas

Simplemente aterrador

“No, la cuarentena no dio buenos resultados, sino todo lo contrario, y si no fue tan perjudicial como la primera, es porque duró mucho menos tiempo”

En los últimos días, algunos médicos han publicado en sus respectivas cuentas, que la cuarentena dio buenos resultados, por lo que sospecho, nos están dorando la píldora para otro confinamiento.

Además de que la sola idea resulta aterradora, lo que dicen no es cierto y lo voy a demostrar con cifras, al comparar el comportamiento del virus durante el confinamiento, contra el período de apertura y, el número de muertes por millón de habitantes en Panamá, con la de otros países que no han decretado cuarentena o han adoptado medidas menos estrictas.

Empecemos con el primer confinamiento, no sin antes recordar, que las cifras preocupantes son el número de nuevas muertes y el porcentaje de positividad. El número de casos dice muy poco, porque depende de la cantidad de pruebas que se realizan.

El 13 de julio (a 110 días de confinamiento), Panamá llegó a tener el número más alto de nuevos casos, desde el inicio de la pandemia hasta esa fecha (1,540), y lo que es más significativo, un porcentaje de positividad de 42.9%, el más alto alcanzado, hasta el 1 de febrero de 2021, fecha en que escribo este artículo.

Además, el 24 de julio (con 121 días de confinamiento), tuvimos la mayor cantidad de nuevas muertes (41), hasta ese día.

Si nos vamos al número de nuevas muertes durante la actividad productiva, tenemos que la semana del 9 al 15 de noviembre, tuvimos un promedio de nuevas muertes diarias de 10.7, lo que contrasta, dramáticamente, con la semana del 20 al 26 de julio, con promedio de 28.3 muertes diarias. Es decir, del 20 al 26 de julio, tuvimos en promedio, casi tres veces más muertes, que la semana del 9 al 15 de noviembre.

Paso ahora a la nueva cuarentena:

Aunque reconozco que era necesario tomar medidas durante las fiestas de fin de año, voy a demostrar cómo, lo que se hizo en Panamá, no obtuvo los resultados positivos que aseguran algunos galenos. En muchos países de Europa también tomaron medidas, pero nada parecido a toques de queda los fines de semana, ni violación del derecho al trabajo, a la educación ni a la movilidad. Además, su economía no se vio tan afectada, porque habían estado en plena actividad productiva, desde el 1 de junio, hasta mediados de diciembre.

El 21 de diciembre (con 126 días de actividad productiva), después de fiestas patrias y día de la madre, se reportaron 1,699 casos y lo que es realmente alentador, el porcentaje de positividad bajó, de 42.9% en julio, a 16.4%, es decir, 26.5 puntos porcentuales menos. Ese día (21 de diciembre), se encontraban en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 178 personas y se reportaron 31 fallecimientos; 10 menos que el 24 de julio.

Sin embargo, el 6 de enero, luego de 16 días del nuevo encierro, cuando ya deberían haberse empezado a ver los supuestos “buenos resultados de la cuarentena”, el porcentaje de positividad subió 9.8 puntos: de 16.4% en diciembre, a 26.2%, en enero. El número de muertes (45) también fue más alto que el 21 de diciembre (31). Y si vemos las cifras que algunos médicos utilizan cuando causan alarma, ese día, se reportaron 5,186 nuevos casos, una cantidad que no se había visto hasta el momento.

El 16 de enero (a 26 días del segundo encierro), el porcentaje de positividad (16.6%) fue prácticamente el mismo que en diciembre (16.4%), pero se reportaron 49 nuevas defunciones (18 más que en diciembre) y 233 personas en UCI, lo que representa 55 personas más que en diciembre, cuando estábamos en plena actividad productiva. ¿Cómo se puede traducir eso en “buenos resultados de la cuarentena”?

Comparemos ahora el número de muertes por millón de habitantes de Panamá, con 10 países de la región y de Europa, unos más ricos, otros más pobres, con más o menos turismo, con más y menos escolaridad, incluyendo a Suecia, que no decretó ni un solo día de cuarentena y tiene una proporción de la población anciana, mucho mayor que la nuestra. Panamá: 1,286, Perú: 1,276, España: 1,243, Suecia: 1,146, Brasil: 1,073, Ecuador: 895, Países Bajos: 815, Costa Rica: 531, Honduras: 390, El Salvador: 256, Uruguay: 127.

No, la cuarentena no dio buenos resultados, sino todo lo contrario, y si no fue tan perjudicial como la primera, es porque duró mucho menos tiempo.

Ya no es un asunto de opiniones, sino de resultados. ¡El encierro favorece el contagio, profundiza las desigualdades, nos conducirá al descalabro social y sólo lo pueden aguantar los ricos!

Exlegisladora, MAE.

***