Temas Especiales

16 de May de 2021

Marcel Martínez Esquivelopinion@laestrella.com.pa

Columnistas

Nuevas tecnologías de aires acondicionados en espacios públicos, como producto de la covid-19

“[…], muchos fabricantes ya se encuentran rediseñado sus productos, medios de transporte […], así como los edificios […] destinados a ser espacios públicos, bajo la consigna de adaptarse a las nuevas exigencias que la pandemia ha traído […]”

A raíz de la pandemia, muchos fabricantes han iniciado una carrera por modernizar sus equipos de aire acondicionado y tecnologías relacionadas con la renovación del aire. A continuación, presentaremos algunos ejemplos, con el objetivo de invitar al lector a repensar las necesidades de sus instalaciones, ya sean espacios públicos u hogareños, atendiendo a la mejora continua.

En oficinas y edificios, los aires acondicionados tipo comercial suelen ser del tipo Split o sistemas de refrigerante variable (VRF), este último, aparte de brindar el refrigerante necesario para generar las condiciones de confort adecuadas, suele combinarse con la tecnología “Inverter”, que es más eficiente que su tecnología predecesora “ON/OFF”. A esto se le suman sensores que detectan la presencia de personas dentro del recinto y activan o desactivan la operación aumentando el ahorro energético.

Otra tecnología que incorporan ya algunos aires acondicionados es conexión WIFI y, más allá de ser una moda digital, se hace para poder controlarlos por aplicaciones en teléfonos inteligentes, evitando que diferentes personas estén manipulando permanentemente el mismo control y disminuyendo los riesgos de infección por contacto.

Los sistemas de filtrado modernos también incorporan un sensor de polvo en el ambiente, este se complementa con indicadores del estado de filtro y permite programar la limpieza a los filtros cuando es requerida y evitar el contacto innecesario con zonas donde las bacterias y virus suelen quedar atrapadas. El monitoreo del filtro su puede hacer también mediante el teléfono inteligente de la misma manera en que se controla la temperatura.

Otra nueva característica que incluyen los aires acondicionados modernos pospandemia es el filtrado por etapas, en una primera etapa de prefiltro, conformada por una estructura “multifibras”, se realiza la captura de polvo fino, mediante la técnica de impacto inercial de partículas, volviéndolo 2.5 veces más eficiente que los prefiltros convencionales , reduciendo un 40 % más las partículas que ingresan al mismo, luego pasamos a una segunda etapa de filtrado electrostático, donde se cargan eléctricamente aquellas partículas que lograron pasar la primera etapa y se atraen hacia electrodos, eliminándolas del flujo de aire. En una tercera etapa, tenemos el filtrado de polvo microfino, cuyo comportamiento y trayectoria se explica por el movimiento browniano de partículas, en este punto se utiliza un filtro especial que busca la adherencia. Este filtro es capaz de eliminar hasta el 99 % de partículas. Luego pasamos a una cuarta etapa de desodorización, eliminación de malos olores, mediante un filtro de absorción y concluimos con una quinta etapa de esterilización, a base de un ionizador plasma que utiliza radicales de hidroxilo para desactivar la capa superficial de los virus.

Los nuevos aires acondicionados también cuentan con otras tecnologías más orientadas al confort, como el “Dual Sensing”, que toma la temperatura y la humedad del ambiente para poder brindar mejores condiciones de confort; además, incorporan la tecnología “Dual Vane” que controla milimétricamente la dispersión del flujo de aire climatizado, para evitar el flujo continuo de aire sobre las personas y distribuirlo uniformemente en el ambiente.

No lejos del mundo del aire acondicionado, pero siempre en con el objetivo de tener una mejor calidad del aire, se han aplicado las tecnologías de vanguardia a nuevos productos de uso común de las personas, tales como las mascarillas o “barbijos”; estas incorporan filtros HEPA 13 (High Efficiency Particle Arresting) para filtrar el aire que el usuario respira, filtrando un 97.3 % de los virus que se respiran y un 93 % de las bacterias, también incorpora motores “dual inverter”, que interaccionan con un sensor de respiración ajustando las velocidad de los ventiladores a las necesidades de consumo de aire, esta operación se puede hacer manualmente también con un clic, los ventiladores aceleran para ayudar a la entrada de aire y se ralentizan, al exhalar, para reducir la resistencia. La mascarilla está diseñada con silicona de grado médico que se ajusta al rostro, mejorando la hermeticidad, aparte, el 90 % de los materiales que la componen es reciclable o amigable con el ambiente. La ergonomía de la máscara adopta una tira antivaho que evita que se empañen las gafas, lo cual ha sido otro problema común que se debía resolver. La mascarilla utiliza cargador USB tipo C, brinda entre 4 y 8 horas de carga, dependiendo de su utilización y cuenta con un estuche donde se esteriliza y seca al 99 % con radiación ultravioleta germicida. Tal vez, en un futuro no muy lejano, se puedan incorporar comunicaciones a estas mascarillas y apuntar hacia respiradores artificiales portátiles; esto último no es parte aún de las tecnologías desarrolladas, pero no está de más crear un poco de disrupción motivacional a hacerlo.

Recomendaciones de la Ahsrae

Durante la pandemia, la American Society of Heating, Refrigerating and Air-conditioning Engineers (Ashrae) se ha referido a diferentes estrategias para combatir el SARS-CoV-2 desde el mundo del aire acondicionado, con un enfoque hacia los diseños de las nuevas instalaciones y edificios, pero no entra en detalles sobre nuevas tecnologías que se utilicen tácticamente para lograrlo.

Lo que sí deja claro es que, para combatir el SARS-CoV-2, se requieren cambios en diseño e instalación de: los sistemas e instalaciones de climatización, sistemas de calefacción y ventilación, la ventilación por dilución o extracción, la presurización, la distribución de los flujos de aire, la filtración mecánica, la radiación ultravioleta germicida (UVGI) y el control de humedad.

En este momento, muchos fabricantes ya se encuentran rediseñado sus productos, medios de transporte aéreos, marítimos, terrestres, así como los edificios y construcciones destinados a ser espacios públicos, bajo la consigna de adaptarse a las nuevas exigencias que la pandemia ha traído y es por esto que ahora encontraremos filtros MERV(Minimum Efficiency Reporting Value) o HEPA en nuevos productos, “Crew Barriers” en Aviones, sistemas que permiten un mayor control de flujo de aire fresco en los aires acondicionados de los vehículos o bien sistemas de filtrado autoesterilizante, como el desarrollado por la Universidad Ben-Gurion del Negev en Beer-Sheva, Israel, entre otros.

Espero que estos pincelazos sobre las nuevas tecnologías en el ambiente del aire acondicionado, así como la filtración del aire, sean de su utilidad y les permitan tener una mejor idea de los factores que se deben considerar en las diferentes aplicaciones de su entorno diario.

Fuentes consultadas: https://www.lg.com, https://www.acrlatinoamerica.com/202004219247/noticias/empresas/desarrollan-nuevas-tecnologias-de-filtracion-de-aire-autoesterilizante.html, https://www.grupo-tysac.com/wp-content/uploads/2020/10/anticovid-crew-barrier-dossier-r2.pdf, Comité BOD ASHRAE, abril 14, 2020. Documento de Posicionamiento de Ashrae sobre Aerosoles Infecciosos, https://www.ashrae.org/.

(*) El autor es estudiante de Maestría de UIP.