Temas Especiales

21 de Ene de 2022

Columnistas

30 meses de Laurentino Cortizo Cohen

“El señor presidente tiene 30 meses para tratar de sacar adelante sus proyectos, pero primero debe cambiar su gabinete, eliminar asesores que no han funcionado […]”

El presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, el próximo 1 de enero de 2022 tendrá 30 meses de administración, exactamente llega a la mitad de su mandato con una administración que tiene serios problemas en la comunicación, transparencia, credibilidad y liderazgo.

Conozco hace 22 años al presidente Cortizo Cohen y creo que el mandatario es un hombre preparado y capaz de desarrollar proyectos positivos para el país, pero pareciera que ese hombre -preparado y capaz- se ha dejado opacar por el oportunismo político que utiliza los sucesos que la pandemia de COVID-19 trajo al país y que, a tan solo ocho meses de su administración, le cae como un obstáculo al proyecto de país que promovió en la campaña electoral del 2019.

Cortizo toma posesión el 1 de julio de 2019 y se encuentra con un país con diversos proyectos del sistema de salud y educativo paralizados por temas judiciales, así como megaproyectos de infraestructura vial a medio desarrollar, paralizados o pendientes en licitaciones, la mayoría vinculados con escándalos de corrupción o revanchismo políticos que viene de la administración 2009-2014 y 2014-2019; a la vez, la administración Cortizo hace mención de que el país tenía serios problemas en sus finanzas.

El primer consejo de gabinete de la administración Cortizo Cohen se realiza en el Instituto Nacional de Agricultura, en Divisa, y hace diversos anuncios, ya mencionados en su discurso del 1 de julio de 2019, entre ellos un apoyo frontal al sector agropecuario, cambios a la Ley de Contratación Pública, Ley de Asociación Público - Privado, entre otros.

En el consejo de gabinete que Cortizo Cohen realizó en el distrito de San Miguelito se hicieron anuncios, como el del Plan PRISMA, dirigido a infraestructuras de esta municipalidad, una zona franca tecnológica en el corregimiento de Rufina Alfaro y la licitación del anhelado Metro Cable.

Pero los proyectos y acuerdos presentado pareciera que fueron y son víctima de la pandemia de COVID-19, ya que la percepción del ciudadano de a pie es que el Gobierno nacional no está cumpliendo sus promesas de campaña.

Pero ¿qué ocurre, por qué el ciudadano no se entera de las acciones del Gobierno, por qué desconoce si algún proyecto anunciado por el mandatario tiene algún avance, si de los proyectos recibido a medio terminar tiene fecha de culminación, si las leyes presentadas por el Ejecutivo y aprobadas por el Legislativo realmente han brindado beneficios al país?

La mala comunicación de las acciones del Gobierno crea una falta de transparencia de los procesos que se desarrollan y esto desencadena ataques políticos al gobernante. Sumemos una falta de sinergia entre Gobierno central y Contraloría General, y es que este tiene en su poder diversas órdenes de proceder a varios proyectos y compras que esperan un refrendo del contralor.

Se debe decir que voces de diversos sectores de la sociedad, entre políticos, empresarios, sociedad civil y plataformas digitales, han ventilado posibles actos de corrupción en las compras de insumos médicos, ventiladores y la construcción del famoso hospital modular. La falta de acceso a la información de las compras realizadas y una mala estrategia en la comunicación da pie a una mala calificación de la gestión gubernamental.

En mi opinión, pareciera que la COVID-19 es la excusa perfecta para hacer las cosas entre la sombra, seguir con el discurso de que se recibió un país con déficit y obras paralizadas por revanchismo político y en procesos judiciales. Pero al panameño de a pie no le importa si el hospital de Metetí o Bugaba está en litigio judicial, al pueblo lo que le importa es que la obra se construya, al ciudadano no le importa si el contralor no ha refrendado la compra de medicamentos o insumos médicos, lo que quiere es que las medicinas estén en las farmacias del Seguro Social y centros de salud.

El pueblo quiere una mejor calidad de vida por medio de mejores infraestructuras de salud, educación, carretera, comida buena y barata. El ciudadano que sale día a día a buscar el sustento no tiene idea de qué trata un pacto del bicentenario, si realmente la brecha de la desigualdad en 30 meses sigue siendo la misma o más grandes.

Las investigaciones políticas de plataformas digitales dedicadas a golpear al PRD y al gobernante Cortizo Cohen y Carrizo Jaén, para el común de los consumidores de redes sociales, son la única verdad. Pero la credibilidad se gana con acciones que demuestren transparencia en la ejecución de los actos públicos, acceso a la información sin secretismo y actuando en apego a la Ley.

Laurentino Cortizo Cohen es un hombre que, puedo decir, está comprometido con el sector agropecuario y la educación, con reactivar al país como el centro de conectividad logística, tecnológica y comercial a nivel global, pero, por falta de comunicación, transparencia y liderazgo, su credibilidad seguirá cada día empeorando.

Soy de los panameños que cree que Atlapa puede ser la versión latinoamericana del Lincoln Center, que cada provincia debería tener una universidad autónoma y especializada con alianzas internacionales, que el turismo puede ser económico y accesible, que los presupuestos para las obras públicas pueden nacer de la comunidad, pero mientras se gobierne con absoluto poder presidencial, las cosas no cambiarán a un corto tiempo.

El señor presidente tiene 30 meses para tratar de sacar adelante sus proyectos, pero primero debe cambiar su gabinete, eliminar asesores que no han funcionado, apostar a un trabajo en sinergia con los Gobiernos locales y, en especial, cambiar la política en el manejo de la comunicación del estado. De nada sirve la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, si las direcciones de comunicación y relaciones públicas no la cumplen.

El presidente y vicepresidente tendrán muchas intenciones de reactivar el país, que se durmió en 1981 y que la democracia ha corrompido más, en ser la potencia Latinoamérica que nacía en la década del 70 del siglo XX.

Comunicador digital, autodidacta, miembro del PRD.