Temas Especiales

23 de May de 2022

Columnistas

Poemario con acento patriótico-migratorio (1)

“[…] “Huellas perpetuas de un inmigrante” es un poemario del escritor y poeta nicaragüense Fabio Mendoza Obando, radicado en Costa Rica”

El éxodo de la humanidad siempre ha existido y para siempre existirá. Emigra el negro, el blanco, el joven, el adulto, el hombre, la mujer, el religioso, el político, el ateo, el campesino, el artista y el intelectual, sin importar desde qué punto cardinal se esté. Todo ser humano sobre la faz de la Tierra puede verse obligado, por innumerables razones, a emigrar en el momento menos esperado de su vida. Las personas que emigran pueden convertirse para su familia en héroes y absolutos emprendedores, pues la decisión de salir de su patria, nada fácil para el que se va, puede provocar admiración y valentía en otros. Viajar al extranjero sin saber cuándo se retornará, produce un sinnúmero de emociones encontradas; pero la nostalgia y la melancolía son las que más pesan a quien tiene que vivir lejos de la tierra que lo vio nacer.

“Huellas perpetuas de un inmigrante” es un poemario del escritor y poeta nicaragüense Fabio Mendoza Obando, radicado en Costa Rica. Desde su lugar como emigrante, entre lágrimas y pesadumbre, ha escrito un libro inspirado en la migración: tema histórico, muy sensible y hoy más que nunca actual. En estos versos de profundo acento patriótico- migratorio, el poeta narra la remembranza que se siente cuando se ha tomado la difícil decisión de viajar a otro país. Su cántico poético representa un himno universal para la comunidad migrante internacional, pero especialmente es un canto para los nicaragüenses que radicamos en Costa Rica.

Estos poemas han sido escritos, desde lo vivido, para el inmigrante universal. Los migrantes somos seres mortales con sentimientos, que luchamos todos los días con ímpetu por lograr nuestros sueños lo más temprano posible. De estas composiciones todos aprenderemos; los inmigrantes aprendemos a no olvidarnos de nuestra cultura, tradiciones, gastronomía y símbolos patrios. Los nacionales aprenderán a no menospreciar al extranjero, nunca desprecies a nadie, sea quien sea, sea donde sea y sea como sea, porque no sabrás si mañana tú o tus descendientes estarán sufriendo en un país lejano. Es fundamental que aprendamos a convivir y compartir cultura y arte entre todos. Sin duda, Estados Unidos de América, considerada la máxima potencia del mundo, es, gracias a los inmigrantes de todo el planeta, una nación tan poderosa.

Cada uno de estos poemas trasmite el contenido que la mayoría de los nicaragüenses hemos vivido desde el momento en que decidimos dejar nuestro precioso país para viajar al sur. Todos los inmigrantes nos sentiremos identificados e inclusive habrá lectores expatriados que dirán: “En este libro, el poeta ha descrito lo que yo he vivido desde el momento en que me convertí en errante y nómada”.

Escritor y poeta.