Temas Especiales

24 de May de 2022

Columnistas

Una humilde opinión sobre Ucrania y la guerra

Los rusos tampoco quieren un vecino amenazante con unos perros grandes y fuertes mostrándole los dientes todos los días a través de la cerca de su patio

En octubre de 1962 hubo una confrontación entre Rusia y EE.UU. que se llamó la crisis de los cohetes. Rusia había instalado cohetes con cabezas nucleares en Cuba y eso era una amenaza parta EE.UU. Kennedy mandó a bloquear a Cuba, movió tropas para el Sur de la Florida y le exigió a Rusia que retirara sus bombas de Cuba. Entre otras cosas Rusia le exigió a EE.UU. que no se metiera con Cuba. Se pusieron de acuerdo y se acabó la crisis hace 60 años y ni siquiera se habla de eso.

La Unión Soviética se desintegró, los países que la formaban se independizaron y algunos de ellos se unieron a la OTAN.

La Unión Soviética tenía un enemigo principal que era EE.UU., ahora Rusia está prácticamente sola y además de EE.UU tiene como enemigo a la OTAN.

Ucrania es un país con riquezas naturales y un pueblo valiente de 40 millones fronterizo a Rusia y que ha mostrado interés en unirse a la OTAN. En ese caso, otros países pondrían bases militares con fuerte poder de ataque en la misma frontera de Rusia y por supuesto que los rusos no quieren eso al igual que los Estados Unidos no quisieron los cohetes en Cuba.

Los rusos tampoco quieren un vecino amenazante con unos perros grandes y fuertes mostrándole los dientes todos los días a través de la cerca de su patio.

Kennedy y Nikita negociaron esto para ti y esto para mi, pero a Rusia lo único que le han ofrecido son amenazas y sanciones.

Creo que le hubieran garantizado que Ucrania no sería parte de OTAN ni tendría poder para atacar a Rusia y esta guerra se hubiera evitado, su pueblo no estaría emigrando, sus hombres, mujeres, niños y ancianos no estarían muriendo o sufriendo y la estructura de su país no se estaría destruyendo.

Esta esta es mi humilde opinión y la quiero compartir.