Temas Especiales

22 de May de 2022

Columnistas

Por lugares de trabajo seguros y saludables

“Esta semana, dieron a conocer, en conferencia de prensa, la campaña internacional “Por lugares de trabajo seguros y saludables”, dedicada a los obreros caídos y lisiados en los centros de trabajo”

El trabajo es la actividad que realiza el hombre transformando la naturaleza, buscando satisfacer distintas necesidades humanas. Esta actividad de trabajo puede ocasionar efectos no deseados sobre la salud de los trabajadores, ya sea por la pérdida o ausencia de trabajo (ya que la precariedad del mercado laboral y el desempleo pueden suponer un importante problema para la salud, con repercusiones individuales, familiares o sociales) o por las condiciones en que el trabajo se realiza (accidentes, enfermedades y daños para la salud derivados del entorno laboral).

Los riesgos laborales son aquellas situaciones que pueden romper el equilibrio físico, psíquico y social de los trabajadores. Los riesgos para la salud de los trabajadores no son algo natural o inevitable, sino que normalmente son consecuencia de unas condiciones de trabajo inadecuadas.

Las condiciones de trabajo tienen que ver con las características generales de los locales, instalaciones, equipos, productos y demás útiles existentes en el centro de trabajo; con la naturaleza de los agentes físicos, químicos y biológicos presentes en el ambiente de trabajo. También incluye todas aquellas características del trabajo relativas a su organización y ordenación, que influyan en la magnitud de los riesgos a que esté expuesto un trabajador.

Frente a esta situación, la prevención de riesgos laborales se plantea como el conjunto de medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de eliminar o disminuir los riesgos derivados del trabajo.

La seguridad y salud en el trabajo es un derecho humano fundamental. El 28 de abril la OIT lo establece como el “Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo”. Según la OIT y la OMS, la salud ocupacional es “la promoción y mantenimiento del mayor grado de bienestar físico, mental y social de los trabajadores en todas las ocupaciones mediante la prevención de las desviaciones de la salud, control de riesgos y la adaptación del trabajo a la gente, y la gente a sus puestos de trabajo”.

En Panamá, la lucha por este derecho no ha sido fácil, en primer lugar por la inconciencia de patronos que ven la seguridad ocupacional como un gasto y no como una inversión que tiene el agregado de proteger la vida de los obreros que son los que producen las riquezas; en segundo lugar, por la falta de inspección de las autoridades (Mitradel-CSS) que deben velar por el cumplimiento de las normas; en tercer lugar, por la falta de capacitación de los obreros para la toma de conciencia sobre la necesidad de exigir y usar los equipos de seguridad a fin de preservar su vida.

El accionar del Suntracs en hacer valer este derecho es aleccionador. Frente a la grave y creciente situación de lesiones y muertes en los centros de trabajo, en 1998 decide incluir por primera vez en su Convención Colectiva el tema de salud y seguridad ocupacional, estableciéndose la conformación de la Secretaría de Salud y Seguridad Ocupacional dentro de la junta directiva, encargada de realizar funciones de inspección de los proyectos, capacitación a los obreros, registro de estadística sobre lesiones y muertes en el trabajo por el incumplimiento de las normas y atención legal (demandas); igualmente, la creación de las comisiones de salud en las áreas de trabajo, la comisión nacional en las diversas regiones, el equipo de formador de formadores encargado de la capacitación, la institucionalización de oficiales de seguridad, ampliación de normativas dentro de cada nueva Convención Colectiva. Cuentan con representatividad a nivel internacional.

En la lucha por la defensa de la salud y seguridad ocupacional, la dirigencia y los obreros del Suntracs han sido reprimidos y encarcelados, incluso costó la vida del compañero Al Iromi Smith, asesinado por unidades de la Policía Nacional en la provincia de Colón durante la administración de Martín Torrijos-PRD. El Reglamento de Seguridad en la Construcción lleva su nombre en reconocimiento a su inclaudicable militancia en defensa de los derechos de la clase obrera.

Esta semana, dieron a conocer, en conferencia de prensa, la campaña internacional “Por lugares de trabajo seguros y saludables”, dedicada a los obreros caídos y lisiados en los centros de trabajo. Igualmente acudieron a la Procuraduría para exigir respuesta sobre las denuncias interpuestas.

El propósito del trabajo es levantar conciencia en los obreros de la construcción para que hagan valer las normas de seguridad establecidas en el Reglamento de Seguridad Al Iromi Smith, el Decreto 2, el Código de Trabajo, la Convención Colectiva Capac-Suntracs, la Ley 51 de la CSS, los decretos alcaldicios, la Constitución nacional y los convenios internacionales, para disminuir la alta siniestralidad en los proyectos de construcción; también impulsar la adopción de políticas y programas efectivos de prevención.

Conusi-Frenadeso.