Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Columnistas

Colón: El cambio comienza por mí

A diario me preguntan: ¿Cómo cambiar Colón? Les respondo que no soy un experto ni tampoco tengo el 100% de las respuestas. Sin embargo, estoy seguro que juntos podemos hacer algo para cambiarlo.

A diario me preguntan: ¿Cómo cambiar Colón? Les respondo que no soy un experto ni tampoco tengo el 100% de las respuestas. Sin embargo, estoy seguro que juntos podemos hacer algo para cambiarlo. A continuación, les hago una propuesta.

En estos dos meses que he estado al frente de la Cámara de Comercio, Agricultura e Industrias de Colón he entendido que a los empresarios de la Zona Libre, de los puertos, de la mina y de la ciudad, e incluso me atrevo a decir que de todo nuestro país, la población nos ve muy distantes.

La población, y muy en especial los jóvenes, ve a través de la barrera y de las murallas de la Zona Libre, los puertos, de las empresas y hace remembranza de la situación que actualmente vive. En muchas de las ocasiones son situaciones de pobreza y desesperación. Con esto me refiero a que entre todos podemos contribuir a resolver la situación. Solo la empresa privada no puede. Necesitamos construir alianzas que perduren quinquenios.

Los empresarios más sobresalientes suelen ser excelentes en lo que hacen, pero eso ya no es suficiente. Creemos estar a salvo de todo haciendo lo que sabemos hacer bien, siempre en el ámbito de lo privado. Eso ya no sirve en sociedades como la nuestra en donde la corrupción y el “juega vivo” gobiernan. Lo que no nos hemos dado cuenta es que para ser realmente exitosos necesitamos que nuestro entorno también lo sea.

En los tiempos en que vivimos, ya no es suficiente con dar empleos. Ahora nuestro mundo exige comercios y empresas que hagan negocios, que den empleos pero que a la misma vez sean socialmente responsables, con lideres comprometidos en dar la milla extra. Desafortunadamente, son pocos los que han comprendido esto. No participar cuesta dinero. Sale muy costoso. La pregunta que te hago es: ¿Quieres seguir pagando caro? Desde una manera muy respetuosa hago un llamado de atención. Tarde o temprano los problemas de los demás se convierten en los tuyos. Cualquiera que sea tu trinchera, te exhorto a que hagas un cambio. ¡Te exhorto a que te involucres! Ojo: esto no quiere decir política. Siempre hay otras maneras de aportar.

En cuanto a los gobernantes locales y nacionales, cada vez que viene un gobierno, viene con su propio librito. Ese librito no es malo. Mi pregunta es: ¿Realmente se está tomando en cuenta la voluntad del colonense? Cada vez que se cambian los planes cuesta dinero. Tenemos Plan Harrison-Price, Plan Atkins, Plan Visión 2050, plan este plan lo otro. Hay muchos planes. Somos expertos en el arte de mucho hablar, mucho planear pero poco hacer. Es hora de bajar barreras, tomar en cuenta la voluntad de nuestra sociedad y combinar una sola visión para garantizar un verdadero desarrollo sostenible a través del tiempo. ¿Habrá verdadera voluntad? Se necesita un plan de Estado y no de gobierno que tome en cuenta a ¡todos! Y en cuanto a la sociedad civil, en cuanto a mí y a ti, te preguntarás: ¿y qué podemos hacer? Empecemos por lo básico. Con esas pequeñas acciones que parecieran insignificantes (botar la basura apropiadamente, los buenos modales, actuar con rectitud y con valores, dar nuestra mejor cara y servicio a aquellos que nos visitan) pero que ocasionan y generan grandes cambios. Un gran número de pequeños actos de bondad y buenas acciones hacen grandes diferencias en el mundo. Por eso te digo que el cambio comienza por mí y por ti, un colonense a la vez.

Te hago estas preguntas: ¿De qué nos vale tener la mejor ciudad con los mejores edificios si nosotros mismos no los vamos a cuidar? ¿De qué nos vale tener la mejor reactivación económica con turismo, si no vamos a ofrecer un servicio de excelencia? ¿De qué nos vale tener la mejor educación si no la aplicamos con valores y principios? Es una pena que perdamos tanto el tiempo pensando que las cosas en Colón puedan cambiar... en vez de cambiar las cosas, sin perder tanto el tiempo. Si le metiéramos ganas de verdad, tal vez podría escribirse el futuro de otra manera, y soñar con un mejor Colón.

Desde la Cámara de Comercio, Agricultura e Industrias de Colón, como ente privado, ya hemos empezado un proceso de cambio para impulsar a Colón, dentro de los cuales podemos mencionar los proyectos: “Colon experience”, para impulsar el turismo; “Transfórmate para lograr nuevas oportunidades”, para mejorar aptitudes que permita a nuestra población acceder al mercado laboral y el programa “El cambio comienza por mí”, para ocasionar un cambio de actitud y forma de pensar frente a las adversidades.

La verdad es que no podemos solos, pero estamos tratando. Sabemos que cada quien desde su trinchera puede aportar de acuerdo con sus posibilidades. Solo con un cambio de actitud en donde todos trabajemos en equipo lograremos salir adelante. ¡Piénsalo! ¿Si no lo hacemos nosotros, entonces quién? ¿Si no es ahora, entonces cuándo?

Presidente Cámara de Comercio de Colón