09 de Ago de 2022

Columnistas

Quick-commerce: rapidez y eficiencia para los consumidores

La pandemia del covid-19 incentivó el cambio y trajo consigo un sinnúmero de tendencias que se han integrado a la cotidianeidad y vienen acompañadas de una exigencia de inmediatez.

La pandemia del covid-19 incentivó el cambio y trajo consigo un sinnúmero de tendencias que se han integrado a la cotidianeidad y vienen acompañadas de una exigencia de inmediatez. Una de estas tendencias es la creciente adopción del e-commerce, que se ha diversificado llegando incluso a los supermercados locales, quienes han visto la necesidad de integrar la opción de compra online para ampliar su funcionalidad y mantenerse actualizados con las acciones del consumidor.

A raíz de esto y muchas necesidades más, surge otra propuesta, que va más allá de una compra online, una que añade a la ecuación un formato distintivo, nunca antes visto: los supermercados digitales —mejor conocidos como dark stores— una propuesta de logística 100% virtual que permite al consumidor realizar compras de supermercado a través de plataformas digitales, dando pie a un nuevo estilo de consumo que trabaja alrededor de una fórmula que suma inmediatez, rapidez y digitalización.

Los supermercados digitales son establecimientos con un funcionamiento más efectivo, una variada cantidad de productos populares en stock y con un equipo de colaboradores que trabajan centrados en lograr una gestión altamente eficaz. Este es un servicio óptimo que se enfoca más que nada en permitirles a los clientes pedir todo tipo de artículos y alimentos desde su celular y que los mismos lleguen hasta su puerta, sin la necesidad de movilizarse, estando todo a un par de clics de distancia.

Aún cuando los supermercados digitales son una propuesta muy distante de lo que se acostumbra, han generado un gran nivel de aceptación en los distintos países y a la vez se ha convertido en una fuente de empleo para cientos de personas. Esta tendencia ha llegado para permanecer en la vida diaria y se ha logrado convertir en una forma de consumo viable, ya que ofrece un servicio que permite el acceso a gran variedad de productos y con entregas en el menor tiempo posible.

En 14 países de Latinoamérica, PedidosYa lanzó PedidosYa Market, una sección dentro del 'app' donde hay una amplia gama y variedad de productos de supermercado. En Panamá, opera en 5 sucursales, con cobertura en ciudad de Panamá y La Chorrera, y con planes de aperturar en Arraiján.

Estos quick-commerce, creados para simplificar el diario vivir de las personas, en poco tiempo han logrado abarcar una gran parte del mercado actual, transformado lo habitual en un proceso distintivo que impulsa la practicidad, fijando un antes y un después en el comercio electrónico.

Head PedidosYa Market - Panamá