• 16/10/2018 02:00

¡Basta ya, señores!

Parece que desconocieran que la música y el deporte son muy importantes en la vida de los niños y jóvenes

Hace pocos días leí una nota que hacía referencia a una escuela que tenía todos los instrumentos necesarios, desde hacía un poco más de cinco años, para integrar la banda de música del respectivo centro de enseñanza primaria, y que, por falta del nombramiento de un profesor que dirigiera al grupo musical, no se había podido poner en ejecución. ‘Ahí están, guardados', dijo un inocente niño que manifestó su interés por tocar la flauta.

En esa misma línea, esta semana vi por televisión una noticia en la que un joven atleta, número uno en su clase, se quejaba de que no contaba con los recursos necesarios para participar en los certámenes internacionales. Además, decía el joven, las veces que ha podido viajar, lo ha hecho con dinero prestado y que debido a esta situación, tiene una deuda pendiente. ¡Un joven que representa a nuestro país!

Estos dos casos, a parte de muchos otros, me han llamado a la reflexión y me pregunto: ¿qué pensará la gente que lleva las riendas de este país? Ah, pero para viajes innecesarios y otras parafernalias, sí hay plata.

Parece que desconocieran que la música y el deporte son muy importantes en la vida de los niños y jóvenes. Expertos aseguran que la música desarrolla la creatividad, y mejora la autoestima, por lo que se trata de una actividad que beneficiará en el desenvolvimiento de su vida, a quienes la practiquen; además de que las actividades extracurriculares evitan que la ociosidad conlleve a los niños y jóvenes por malos pasos.

Danilo Pérez, el famoso pianista panameño, expresó en una entrevista que le hice hace algún tiempo, que la música es el antídoto contra la pérdida de valores, así es que, definitivamente, agregó, puede salvar al mundo del caos al que aparentemente vamos.

En tanto que el profesor español Francisco Javier Martínez Salazar, quien lleva más de veinte años vinculado a la educación, opina que es importante enseñarle a los alumnos a tocar y disfrutar de un instrumento desde edades tempranas. Además, indicó, deben conocer el lenguaje musical, ya que la música es como un idioma y tenemos que saberla leer y escribir. Los alumnos que estudian música desde edades tempranas son personas innovadoras, capaces de expresar y canalizar sus emociones y sentimientos y con una gran capacidad de desarrollar las matemáticas, afirma el educador.

Y qué decir del deporte, el cual le proporciona a los niños y jóvenes disciplina, el cumplimiento de las normas y entender su importancia, ya que cuando no las cumplen, además de salir perdiendo, perjudican al resto, si se trata de un equipo. Aprenden a trabajar en grupo, a ser solidarios y a confiar en los demás; además de que descubren la capacidad de liderazgo; es decir, lo que un líder debe hacer para guiar al resto y obtener los resultados en conjunto; definitivamente, son enseñanzas para la vida.

Practicar un deporte también hace que el adolescente aprenda a saber perder, a tolerar la frustración debido a que no siempre va a ganar, lo que, sin duda, pondrá en práctica cuando sea un profesional.

Me causan tanta frustración las noticias como las que he hecho referencia, pero más me afecta cuando por falta de un puente, un niño, un joven o un docente mueren, porque han tenido que cruzar un río, de manera riesgosa, para ir a la escuela o regresar a su casa.

Ya está bueno, señores; hay que atender a nuestros niños y jóvenes, porque, de lo contrario, ¿qué futuro nos depara? Ya es hora de que piensen menos en sus intereses personales, y más en beneficio de los líderes del mañana.

PERIODISTA Y ABOGADA.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus