• 16/10/2013 02:00

Filósofos del fútbol

Después de la derrota de nuestra selección ante la de México, me puse a buscar en los distintos diarios de Panamá y del mundo los coment...

Después de la derrota de nuestra selección ante la de México, me puse a buscar en los distintos diarios de Panamá y del mundo los comentarios de expertos en Periodismo Deportivo sobre lo particular. En mi recorrido me encontré con FutbolSapiens, una página con noticias e información de este deporte a nivel mundial. Uno de sus colaboradores, Manolo González, nos presenta una nota deportiva con frases de personajes y aficionados del mundo futbolístico. Como bien dice González: ‘Personajes que a lo Sócrates o Cantinflas han compartido sus filosofías con el mundo’.

En mi lectura recordé lo que el técnico panameño Julio César Dely Valdés preguntó: ‘¿Si en el Estadio Azteca se entonaría el himno de México o de Argentina?’. Las palabras de Dely, a quien siempre he preciado como persona respetuosa y educada, recorrieron el mundo, y, por supuesto, que a la fanaticada mexicana para nada le gustó. En ocasiones a nosotros los panameños nos ha tocado recibir y de muy mal gusto expresiones provocativas en contra de nuestra selección. Dely pidió millones de disculpas a la afición mexicana, pero, ya el daño estaba hecho y, lo peor fue, que perdimos ante los que se sintieron molestos de la ‘broma’, que consideré, malinterpretada. Cuando no se sabe si se va a herir susceptibilidades, lo mejor es guardar silencio. La pelea está en la cancha, no está en lo que tú piensas y dices sin meditar. La inquina a la frase siguió en la entrevista después del partido, cuando un reportero le preguntó a Dely: ‘¿Le quedó claro que quien hoy le ganó fue México y no Argentina?’. A lo que el técnico respondió que estaba claro que estaba jugando con México y que su pregunta estaba fuera de lugar. México había llamado a tres argentinos naturalizados mexicanos, al final, dos de ellos quedaron en el equipo mexicano.

Copio algunas frases recopiladas por González de FutbolSapiens, de personajes del mundo futbolístico, de escritores y directores de cine. Algunas apropiadas y, otras desatinadas: Luis Chavarría, futbolista chileno: ‘Contento por mi debut, lo hice bien y por suerte pude lesionar a Francescoli’. Samuel Eto’o, jugador camerunés: ‘Correré como un negro para mañana vivir como un blanco’. Carlos Salvador Bilardo, entrenador argentino: ‘No estoy de acuerdo con que los futbolistas no tenga relaciones sexuales antes de los partidos. Mientras sean las mujeres las que estén arriba, todo está bien’. Gary Lineker, integrante inglés: ‘El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, que lo saben jugar los brasileños, y que siempre ganan los alemanes’. Mario Benedetti, escritor uruguayo: ‘Un estadio de fútbol vacío, es un esqueleto de multitud’. Sencilla y conveniente me pareció la de Bill Shankly, entrenador escocés y que a nosotros los panameños nos viene como anillo al dedo: ‘Si no puedes apoyarnos cuando perdemos o empatamos, no nos apoyes cuando ganamos’. José Mourinho, instructor portugués: ‘No soy el mejor del mundo, pero creo no hay nadie mejor que yo’. Paul Auster, escritor y director de cine estadounidense: ‘El fútbol es un milagro que le permitió a Europa odiarse sin destruirse’. Mario Balotelli, jugador italiano: ‘Odio a los periodistas, difícilmente pierdo el tiempo hablando con ellos. Cuando discuto con mi hermana y no me da la razón, le digo: Para mí, hoy, eres un periodista’.

La expresión puntual de César Luis Menotti, otrora futbolista y entrenador argentino: ‘Se puede dejar de correr, de entrar en juego durante largos minutos, lo que no puedes es dejar de pensar. De un futbolista talentoso, trabajando, puedes hacer un atleta; de un atleta solo se puede hacer un mejor atleta’. La frase a la que yo defino despiadada es la de Jorge Luis Borges, escritor argentino: ‘El fútbol es popular porque la estupidez es popular’. Rodney Mirch, entrenador inglés: ‘Todo lo que debe hacer un entrenador es tener contentos a los once suplentes. Porque los once que juegan ya están contentos’. George Best, antes futbolista irlandés con términos referentes a las mujeres y a su adicción al alcohol: ‘En 1969 dejé las mujeres y el alcohol, fueron los peores veinte minutos de mi vida. Gasté la mayor parte de mi fortuna en mujeres, alcohol y autos deportivos. El resto lo desperdicié’. Pelé, jugador brasileño: ‘Saben que en cualquier encuesta soy más conocido que Jesucristo. A mí me da risa, soy católico y sé lo que significa Jesús con sus valores’. Batuta, buscador de talentos para filmes cinematográficos: ‘La banca es lo más parecido a llevar a tu novia de luna de miel, no poder hacer el amor y además soportar que veintidós boludos y tres policías se agasajen con ella ante la mirada cómplice de miles’.

Estoy escribiendo este artículo un día antes del juego ante la selección de EUA. Estoy en la espera de que ganemos. Me declaro fanática a morir de nuestra ‘Sele’. Y, cuando de fanatismo se trata, normalmente se le identifica con manifestaciones de violencia. Y, de hecho ha habido hasta muertes entre seguidores de este deporte cuando han rivalizado países hermanos. El fanatismo debe ser saltado de alegría, porque somos seres llenos de pasión y donde las emociones del momento se viven intensamente. Así debe ser el amor a la Patria en el momento que ella lo demande.

‘Perseguir el sueño a un mundial’ debe ser nuestra filosofía. Nunca dejemos de soñar, porque solo soñando tenemos la libertad de que nuestros anhelos se cumplan.

ESPECIALISTA DE LA CONDUCTA HUMANA.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus