Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

El Ático

¿Qué les pasa?...

Primero el diálogo, aunque está difícil eliminar la suspicacia que leyes como estas provocan en mentes creyentes en la democracia

Primero fuimos sorprendidos por una rabieta que hizo la primera dama en Twitter, donde amenazó con cerrar sus cuentas y ‘ordenaba ' al equipo de seguridad del Estado buscar la cuenta de una tuitera con quien se enfrascó en una discusión y poner una denuncia formal en su contra. Ahora, desde el 18 de julio, para ser exactos, el diputado panameñista, que primero se fue de ministro, Melitón Arrocha, sale con un anteproyecto de ley (011), de 10 artículos, ‘que faculta a los usuarios del Internet a exigir a portales y redes sociales que eliminen sus datos personales ' (ley del derecho al olvido) y en el cual se estipula una sanción hasta de diez mil dólares por incumplimiento de la solicitud de borrón. Inicialmente, como ciudadano, dirá cualquiera: ‘¡Qué bien!, buena iniciativa, podré borrar las metidas de pata '; mas, con estos intentos de control, supuestamente para proteger la dignidad, lo cual es un derecho individual indiscutible, hay que tener mucho cuidado. Hay una fina línea que se puede fácilmente traspasar y convertir la ‘buena intención ' en un flagrante atentado contra la libertad de información y expresión. Como siempre, primero el diálogo, aunque está difícil eliminar la suspicacia que leyes como estas provocan en mentes creyentes en la democracia.