Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

¡Buen comienzo!

Finalmente se impuso la razón. Los conductores y la empresa que administrará el Metrobús se pusieron de acuerdo. Los reclamos de los con...

Finalmente se impuso la razón. Los conductores y la empresa que administrará el Metrobús se pusieron de acuerdo. Los reclamos de los conductores tendrían su base de justicia, tomando en cuenta que la vida es cada vez más cara y el trabajo que ellos desarrollan es sumamente agotador y arriesgado. Pero injusto sería comparar las circunstancias solo desde la medida de los ingresos al final del día. Las prestaciones laborales y la cobertura de la seguridad social son dos elementos sin reemplazo. Además, los conductores hoy en día trabajan sin límite de horario, bajo la presión de tener que pagar por el alquiler del vehículo y lograr además que sea rentable para él tras la extenuante jornada. Nadie los capacitó para ponerse al servicio del público tras el volante de un ‘Diablo Rojo’ y nadie les garantiza trabajo al día siguiente. La decisión seguramente no ha sido fácil para los conductores y la disposición de la empresa a conversar también ha sido importante para que en este complicado periodo de transformación las cosas comiencen a caminar. En adelante el ejemplo de ambas partes debe perdurar como un modelo, pues de seguro este no será el único inconveniente que se encontrará en la ruta del Metrobús.