Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

La OEA sin rumbo

Un grave síntoma, que países dependientes de Petrocaribe acallen la voz de María Corina Machado.

Cuando, en 1989, vivíamos en nuestro país una grave crisis política, luego de la anulación de las elecciones presidenciales del 7 de mayo de ese año por parte del régimen dictatorial encabezado por Manuel Antonio Noriega, el embajador de Venezuela ante la OEA cedió su puesto al representante y vocero de la oposición panameña, para que los otros embajadores de la organización conocieran de viva voz la situación política que se vivía en Panamá. Por ello, en un gesto de elemental reciprocidad, y ante la grave crisis que vive la hermana República de Venezuela, el embajador de Panamá en la OEA pretendió hacer lo mismo con la diputada opositora María Corina Machado, mujer inteligente y valiente, para que esta OEA de hoy pudiera escuchar y ver lo que pasa en la tierra del Libertador Simón Bolívar. Pero no. Se impuso la penosa política del petróleo. Los países del Caribe, en coro con los gobiernos de izquierda, negaron tal posibilidad. Es grave que una organización renuncie a actuar para lo que ha sido creada. Pero más grave aún, como lo denunció la propia María Corina, es que las instrucciones vengan dictadas desde el único país que no es miembro de la Organización de Estados Americanos. Es un síntoma muy grave de lo mal que anda la OEA en estos tiempos.