Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Ejemplo de imitación

La vida de monseñor Uriah Ashley es un ejemplo de cómo debe ser todo líder

El nombramiento de monseñor Uriah Ashley como nuevo obispo auxiliar de Panamá ha sido una noticia que ha alegrado no solo a la comunidad católica, sino a la sociedad panameña en general. El religioso, durante el tiempo que estuvo a cargo de la diócesis de Penonomé en Coclé, supo ganarse el cariño y el respeto de todos los penonomeños, convirtiéndose en un referente y una figura de autoridad de la comunidad. La designación del bocatoreño por parte del papa Francisco confirma el verdadero deseo de que la Iglesia y sus pastores estén cerca de su rebaño. Monseñor Ashley lleva una larga carrera religiosa y ha desarrollado su trabajo, mayormente, cerca de los campesinos, de los más pobres y humildes. Quizá no sea tan conocido como otros miembros de su Iglesia, porque Ashley se ha dedicado a trabajar de forma modesta y sin grandes aspavientos. Eso no quiere decir que su obra sea menos productiva o exitosa que la de otros ministros católicos de mayor proyección. La vida de monseñor Uriah Ashley es un ejemplo de cómo debe ser todo líder, no solo los religiosos: humilde, respetuoso, comprometido, abnegado y que predica con el ejemplo. Ojalá esta nueva designación permita a muchos de los que nos representan reflexionar sobre el papel que están jugando y decidan imitar, aunque sea un poco, el estilo de Uriah Ashley y, de paso, el estilo de vida del que habla Jesucristo.