La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

La deforestación del Darién

Según el ministro de Ambiente, poco más de once hectáreas diarias se deforestan en Darién.

No hay que ser un experto ambiental para darse cuenta de que Darién está siendo devastado a pasos agigantados. Todos los días se ven camiones cargados de tucas y que llegan a la capital para convertirlas en madera que luego exportan al extranjero. Según el ministro de Ambiente, poco más de once hectáreas diarias se deforestan en Darién. Se sabe de las carencias de MiAmbiente, pero con solo controlar la madera que llega a los aserraderos, ya tiene parte del trabajo. Si a esto le suma una ayuda que le pida al Senafront, la tala indiscriminada de Darién va a revertir. El problema de Darién es que las autoridades de MiAmbiente, por años, se han hecho de la vista gorda y los camiones cargados de tucas llegan sin problemas a los aserraderos. Si a esto le suman que los propios pobladores darienitas son cómplices en la tala con esos permisos personales que luego venden a las empresas, el problema es mayor. Una de las medidas es suspender los permisos personales o, simplemente, que se impida la transferibilidad de estos permisos. Y es que con 100 darienitas que vendan sus permisos, los taladores pueden devastar un bosque de forma legal. El Ministerio de Ambiente tiene las herramientas para controlar este problema de forma inmediata y no requiere esperar hasta que se modifique la Constitución para hacer cumplir lo que corresponde. Solo necesita disposición y accionar el esqueleto burocrático controlando la venta y la compra. Si los pobladores no pueden vender los permisos y los aserraderos no pueden comprar las tucas ilegales, el negocio por lógica elemental se cae. Señor ministro, actúe y verá los resultados inmediatamente y lo mejor de todo es que la sociedad panameña lo va a aplaudir.