Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Acciones concretas

Opinión editorial del 11 de diciembre de 2019

Panamá es un país con características únicas, entre ellas, la abundancia de agua dulce. Sin embargo, por alguna razón, cada año el país es más afectado con sequías severas y esa abundancia de agua dulce, se extingue por completo. El país cuenta con 500 ríos en todo su territorio, precipitaciones promedio de 2924 milímetros al año —la segunda más alta del hemisferio occidental— y una disponibilidad de agua dulce de 29 000 metros cúbicos per cápita cada año, casi cinco veces el promedio mundial, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo, entidad que ve con preocupación el fenómeno panameño. Y es que el agua dulce es el principal motor de la economía del país; de ella depende el funcionamiento del Canal. Es por ello la necesidad de adoptar medidas concretas para garantizar que Panamá siga siendo el país del agua dulce y en ello, todos debemos trabajar. Urge establecer controles estrictos para protección de todos nuestros bosques y programas de repoblación de árboles en todo el país. Urge una campaña de concienciación nacional, que explique, a todos por igual, la importancia de preservar nuestros bosques. Que evitemos las quemas, la tala para ganadería y todas aquellas acciones que vayan en contra de nuestros bosques. Hay que fomentar la ayuda a los pequeños productores y enseñarles a trabajar de forma sostenible con la naturaleza. A la larga, serán medidas que repercutirán favorablemente al país en esta lucha por mantener a Panamá como el país con más abundante agua dulce del planeta.