Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

La nueva escuela

Opinión editorial del 29 de febrero de 2020

Por lógica elemental, las escuelas se instalan donde vive la gente. Pero como el Estado no va al ritmo con el nacimiento de nuevas barriadas ni urbanizaciones, las escuelas y colegios privados se instalan en cualquier casa. Muchos padres de familia, por comodidad, no les importa dónde meten a estudiar a sus hijos, siempre y cuando la escuela del barrio esté avalada por el Ministerio de Educación. Sin embargo, muchas de estas escuelas privadas no reúnen los requisitos mínimos que garanticen una buena educación y, por el contrario, son parte de los problemas del futuro adolescente. Esta situación es grave, porque el Estado debe establecer requisitos mínimos para una infraestructura que se vaya a usar como escuela. Lo ideal es que cada escuela tenga no solo sus aulas, sino laboratorios, gimnasio y canchas de juegos al aire libre. La educación no puede verse como un negocio de tienda, porque se trata de la formación de un ser humano. Dejar la educación en manos de cualquiera es una irresponsabilidad y el Estado debe intervenir. Las escuelas privadas surgen como hongos en las diversas barriadas y son parte de esa mala práctica que afecta la educación de nuestros niños y jóvenes. Los requisitos mínimos para una instalación escolar deben ser de estricto cumplimiento, pero lo que hay hoy, en muchos barrios y urbanizaciones, son negocios que lucran con la educación sin garantizar una buena educación. ¡Así de simple!