Temas Especiales

17 de May de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

¿Dictador o estadista?

“Por Panamá, […], no hay necesidad del extremo salvadoreño, pero sí tenemos que transformar el país y eso parte por el cambio constitucional […]”

Nayib Bukele es una figura que ha irrumpido en el escenario internacional y, aunque muchos critican su forma de actuar como líder máximo de El Salvador, están a la expectativa de cómo pueda transformar ese país centroamericano. Y es que Latinoamérica está plagada de Gobiernos fallidos, donde lo único que ha florecido es la desigualdad social y la corrupción. Bukele ha apuntalado en esos dos puntos y ahora, con un mandato absoluto que le dio el soberano en las pasadas elecciones de parlamentarios, acaba de destituir a todos los miembros de la Corte Suprema de Justicia. Ese poder absoluto que tiene hoy Bukele lo tuvo Chávez, pero Venezuela empeoró, al punto que su población es la más miserable del mundo. Singapur también es un caso, donde el dictador Lee Kuan Yew, gobernó con mano dura, pero forjó un Singapur próspero, moderno, eficiente y prácticamente libre de la lacra de la corrupción. La lógica indica que el siguiente paso de Bukele es el cambio constitucional que le permita un mandato extendido para completar los cambios. Chávez lo hizo en Venezuela, pero mantuvo el presidencialismo como sistema político y ya sabemos el resultado. Lee Kuan Yew también cambió la constitución, pero emigró hacia el sistema parlamentario. La expectativa es si Bukele será el dictador o el estadista y eso el tiempo lo dirá. Por Panamá, en cambio, no hay necesidad del extremo salvadoreño, pero sí tenemos que transformar el país y eso parte por el cambio constitucional que nos traiga el parlamentarismo y Singapur es nuestro mejor ejemplo. ¡Así de simple!