15 de Oct de 2021

Entre Líneas

La imagen objetivo

“Sería muy interesante que nuestros “líderes” comiencen a proyectar un discurso alejado del pesimismo, […]; necesitamos ese empuje que nos anime […]”

Panamá es un país pequeño pero rico. Sin embargo, por décadas nos creímos pobres y eso ha permanecido en el subconsciente de muchas personas. Lo peor es que el discurso de nuestros “líderes” es pesimista y sigue martillando con planteamientos no de progreso sino de derrota, de corrupción, de pobreza… Lo peor es que ese pensamiento pesimista se instala en la estructura mental de la sociedad que se cree que aquí no podremos, jamás, alcanzar el nivel de país desarrollado. Lo primero que hay que cambiar es ese discurso pesimista, de ataque, de destrucción… Las enfermedades se combaten de raíz y en Panamá hay que cimentar una estructura mental de triunfo no de derrota; de éxito no de fracaso; de optimismo, en lugar de pesimismo… ¿Por qué no podemos tener el sistema social de Noruega, la atención médica de Dinamarca y la educación de Finlandia? Muchos dirán que esa imagen objetivo requiere que aquí tengamos habitantes como noruegos, daneses y finlandeses, pero la realidad es que tenemos panameños. Allí parte el problema, porque no nos creemos de lo que somos capaces de hacer. Sería muy interesante que nuestros “líderes” comiencen a proyectar un discurso alejado del pesimismo, porque todos sabemos dónde estamos y quiénes somos; necesitamos ese empuje que nos anime y nos resuelva a impulsar nuestros esfuerzos hacia donde queremos llegar. ¡Así de simple!