09 de Dic de 2021

Entre Líneas

Una valiosa guía

[…] hemos tenido esa dirección hacia el desarrollo y, aunque sí hemos avanzado, no logramos encarrilarnos por esa ruta que nos lleve directo a ese anhelado desarrollo”

Panamá tiene todo para alcanzar el grado de desarrollo. Es solo una cuestión de la propia sociedad que tiene que ponerse de acuerdo con el plan trazado. Después de la invasión, los panameños hemos tenido esa dirección hacia el desarrollo y, aunque sí hemos avanzado, no logramos encarrilarnos por esa ruta que nos lleve directo a ese anhelado desarrollo. Así han surgido varios diálogos y muchas personas alegan que uno más no haría la diferencia, por la inutilidad histórica de estos diálogos. Sin embargo, los anteriores al Pacto del Bicentenario tenían la particularidad de que eran de arriba hacia abajo y el de hoy es de abajo hacia arriba. Y es que el Pacto del Bicentenario, que está en la recta final, tiene los insumos suficientes para que Panamá alcance el grado de desarrollo, porque es una radiografía del Panamá que queremos. Son 175 000 propuestas que hicieron los panameños, desde el más humilde hasta el más encumbrado, las cuales recogen en once puntos: agro, agua, ambiente, cultura, deportes, economía, educación, Estado justo y ético, infraestructura, salud y otros. Es una guía que le da la sociedad a sus gobernantes, para que dejen de improvisar de una vez por todas. Este ambicioso proyecto, en el que han participado personas de diversos sectores, está siendo monitoreado muy de cerca por otros países, que ya han tenido contacto con su Consejo Consultivo, ya que ven en él una fórmula para llegar a consensos en los diferentes países. Esta es, sin duda, la apuesta más importante que ha hecho el país en los últimos años. ¡Así de simple!