28 de Nov de 2021

Entre Líneas

Un freno a la delincuencia

“[…] una forma de hacerlo es confiscando sus bienes a través de una ley de extinción de dominio, que, curiosamente, se presentó en la Asamblea […] y los diputados no la han debatido”

La percepción ciudadana es que la delincuencia está tomando terreno. No es solo un problema de inseguridad en las calles; es un problema de institucionalidad. Y es que la delincuencia está penetrando los partidos políticos y financiando cuadros para ponerlos de representantes, alcaldes o diputados. Colombia pasó por esto y hubo hasta un presidente que lo financió la narcomafia. Honduras también está sumida en este problema y ¡qué decir de México! La narcomafia está tomando todos esos espacios que deja libre la gente decente. Infligir miedo en la sociedad es parte de su estrategia y por eso hay que actuar con firmeza. Dicen que una forma de hacerlo es confiscando sus bienes a través de una ley de extinción de dominio, que, curiosamente, se presentó en la Asamblea desde abril pasado y los diputados no la han debatido. ¿Cuál es el problema? Si el Gobierno quiere esa ley para frenar el avance de estos capos, bien puede llamar a sesiones extraordinarias para aprobarla. Según cálculos de algunos conocedores, los mafiosos tienen bienes por más de mil millones de dólares en Panamá, lo que les da solvencia para comprar lo que quieran. Que, si le quitan esa válvula, la inseguridad será controlada más fácilmente. Bueno, ha llegado la hora de actuar. ¡Así de simple!