01 de Dic de 2021

Entre Líneas

Bicentenario del Grito

“Hoy, nos inclinamos reverentes ante todos los que fueron construyendo la hazaña de libertad que significó la Independencia y luego la fundación de la República de Panamá”

Este 10 de Noviembre no es uno más, marca los doscientos años de aquella gesta que clamó por libertad en La Villa de Los Santos, siendo la propela para consumar la Independencia del Istmo de Panamá del reino español. El haz de voluntades que se tejió entre los istmeños que convivían en lares tan lejanos a la capital, desveló un pueblo valiente, luchador y progresista, su talla fue de tal linaje que su clamar en el amanecer del 10 de Noviembre se convirtió en coraje y arrojo para el resto de los poblados que se fueron sumando a la causa. Podrá reconocerse o no el papel heroico de Rufina Alfaro, pero, lo que está muy bien demostrado es que es la expresión sublime para plasmar hacia la eternidad el importantísimo lugar que jugó la mujer panameña en nuestra independencia desde el primer momento. Hoy, nos inclinamos reverentes ante todos los que fueron construyendo la hazaña de libertad que significó la Independencia y luego la fundación de la República de Panamá. Empero, ese homenaje se desluce si no se materializa con hacer lo que a las generaciones actuales les corresponde. El Panamá del presente enfrenta retos enormes y complejos, al margen de diferencias -cualesquiera ellas sean-, hay temas que exigen acuerdos mínimos, empezando por defender la dignidad nacional frente a los maltratos que listas y naciones, que dicen respetarnos, nos imponen. Siguiendo por la lucha indómita que debemos dar para frenar la desigualdad social. Solo así, derramando laureles de amor, honraremos el recuerdo a los héroes santeños, que rompieron el yugo español.