Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Entre Líneas

Un nuevo Contrato Social

“Panamá necesita un nuevo Contrato Social, pero sin ataduras de ningún tipo y el presidente Cortizo tiene la gran oportunidad de dejarlo como su principal legado”

Quizás en todos los círculos políticos, académicos y gremiales del país se concluye que es necesario tener un nuevo Contrato Social para enrumbar el país hacia el desarrollo. El problema, empero, es que cada uno quiere imponer sus intereses. Y es justo esa la razón por la que fracasó la recolección de firmas para la Constituyente Paralela, ya que fue excluyente desde el principio. La iniciativa iba casada no para lograr el apoyo del partido del Gobierno, sino como herramienta para minar su fuerza política. Pero al margen de este fracaso con la Constituyente Paralela, la realidad es que es necesario un nuevo Contrato Social y así también queda plasmado en los acuerdos del Pacto del Bicentenario Cerrando Brechas. ¿Cómo lograrlo? Algunos plantean que para evitar traumas y “sorpresas” y tras el fracaso de la recolección de firmas para la Constituyente Paralela, lo mejor es hacer los cambios a través de dos asambleas; es decir, la actual y la que se elija en 2024. Sin embargo, estos cambios seguirán con el atavismo de la Constitución militarista de 1972. Ramón Jáuregui, ex parlamentario europeo, plantea que fue justo ese atavismo a la Constitución de Pinochet lo que terminó afectando el desarrollo de Chile; en cambio, en España se rompió de raíz con la Constitución del “franquismo” y permitió tener ese nuevo Contrato Social, que ha llevado a España a donde está. Panamá necesita un nuevo Contrato Social, pero sin ataduras de ningún tipo y el presidente Cortizo tiene la gran oportunidad de dejarlo como su principal legado. ¡Así de simple!