Temas Especiales

19 de Ene de 2022

Entre Líneas

Olas políticas

“[…] la ola política va camino a las dictaduras, pero sin golpes de Estado, sino electa en las urnas”

Hoy, como ayer, el mundo gira alrededor de tendencias y la realidad es que lo que se vislumbra puede asustar a muchos. América ha experimentado un período de una falsa democracia. Si bien se ha escogido al gobernante vía elecciones, ha sido un espejismo de democracia, porque América está cada vez peor. Como ayer, la tendencia de abrazar el comunismo y hacer migas con la desaparecida Unión Soviética, hoy esa izquierda antimperialista se abraza con China, el país revelación del momento. Esa tendencia está por trastocar el panorama que conocemos de la democracia representativa para dar paso a las dictaduras electas. Daniel Ortega asumió un cuarto período, en una caricatura de elecciones, donde, antes de ir a las urnas, metió presos a sus principales rivales. Lo peor es que aún los mantiene encerrados y de inmediato rompió relaciones con Taiwán y se unió a China. Lo que se ve en el horizonte es una nueva ola política, donde quienes llegan al poder vía las urnas, se perpetuarán en el cargo sin vacilación, sobre todo, porque tienen el respaldo de alguno de los gigantes. Lo crudo de esto es que quienes son alérgicos a estos Gobiernos autoritarios, abanican más la tendencia, justo porque emprenden campañas de desprestigio contra los gobernantes de turno, obligándolos a crearse un capital político a base del populismo. En pocas palabras, la ola política va camino a las dictaduras, pero sin golpes de Estado, sino electa en las urnas. ¡Así de simple!