Temas Especiales

24 de May de 2022

Entre Líneas

Turismo interno

“[…] hay que revisar las leyes de incentivos al turismo, porque lo justo es que sean para realmente incentivar el sector y no para que alguien se aproveche”

Dicen que se predica con el ejemplo y en el caso del turismo, hay que predicar con los precios. El turismo es una actividad que permea todas las capas de la sociedad, sin embargo, hacer turismo interno cuesta un ojo de la cara. Ya sea un boleto de avión o el hospedaje con comida incluida, están a niveles inalcanzables. En el Casco Viejo, cualquier empanada sale carísima. El problema, empero, no es solo el comerciante o empresario turístico que trata de aprovecharse de los turistas; son los altos precios de los insumos, alquileres, electricidad. Todo esto tiene que entrar en la revisión integral para robustecer esta industria. Al turismo se le castiga laboralmente con un sobrecargo dominical que no tiene sentido. Hay que revisar toda la cadena, pero sí debemos abaratar los costos para hacer turismo interno. No es posible que sigamos con estos altos precios y que la gente se decante por ir a Colombia, ya que le sale más barato. También hay que revisar las leyes de incentivos al turismo, porque lo justo es que sean para realmente incentivar el sector y no para que alguien se aproveche. Seguir como vamos es seguir en el error. ¡Así de simple!