Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Entre Líneas

Transparentar la política

Esta absurda forma de hacer política hay que erradicarla, porque no se puede desarrollar un país con mediocridad

La función de un gobierno es la de administrar el Estado. Es la autoridad que dirige, controla y administra sus instituciones, la cual consiste en la conducción política general o ejercicio del poder ejecutivo del Estado. Los partidos políticos y políticos denominados “independientes”, buscan administrar el gobierno. En todo esto no hay nada malo, salvo que en Panamá, llegar al gobierno no es para administrar el Estado, sino para beneficiarse del Estado. Esta absurda forma de hacer política hay que erradicarla, porque no se puede desarrollar un país con mediocridad. Y es tan así, que cuando los políticos van a buscar votos no ofrecen soluciones a los problemas, sino “cómo van a ayudar al que los ayuda”. Es cuestión de todos los partidos y esa ayuda se entiende por lo general que se les va a emplear en “lo que sea”. El “qué hay pa'mi” y “te voy a ayudar” está tan arraigado que se ve en todos los partidos, por lo que el problema está adentro de las estructuras políticas que necesitan un revolcón. Es necesario ver la voluntad de cada candidato presidencial de presentar al público su propuesta de gobierno y quiénes lo acompañarían. Que por lo menos presente a tres o cuatro posibles ministros de cada ramo y para cada dirección para ir conociendo con quién gobernaría. Ya hay que dejar las sorpresas, pues muchas veces se nombran ministros que ni siquiera han administrado una abarrotería y de la noche a la mañana están administrando un ministerio de varios millones de presupuesto. Hay que transparentar la política y a los políticos, ya sean de partidos o independientes. ¡Así de simple!