Temas Especiales

27 de May de 2022

Entre Líneas

Protestas

Los problemas de Colón no son de este Gobierno, pero toca a éste establecer la fórmula para resolverlos.

El mundo transita por el camino de la desinformación, la que se usa como arma poderosa para arrinconar al enemigo o adversario. La invasión rusa a Ucrania es un fiel ejemplo, pero la desinformación con las “fakes news” no son solo los proyectiles que se usan. También están las protestas y Panamá no escapa de ninguna de las dos. Las protestas son manifestaciones sociales que expresan el sentir de una parte de la sociedad respecto a algún problema comunitario o de grupo, pero muchas veces tienen un tinte politiquero o una intención manifiesta que daña la legítima expresión social sobre un malestar en particular. ¿Cuánta de razón hay en las protestas de Colón? La ciudad atlántica es una bomba de tiempo, por el descuido al que fue sometida por décadas. Solo en el quinquenio pasado se construyó una nueva ciudad, pero todo el casco viejo quedó tan destruido que pareciera que hubiese estado en guerra. El progreso de Colón debiera ser tan notable como el de la ciudad de Panamá, pero no lo es. ¿Por qué? Lo más sano es trazar una hoja de ruta hacia un nuevo Colón, donde la generación de empleos sea parte importante. La culminación del nuevo hospital, así como las nuevas escuelas. Los problemas de Colón no son de este Gobierno, pero toca a este Gobierno establecer la fórmula para resolverlos. Seguir sin atender Colón es seguir en el error. ¡Así de simple!