08 de Ago de 2022

Entre Líneas

Saldar la brecha de la paridad

El cierre de las inscripciones por la libre postulación marca lo que parece será el perfil de la contienda electoral para ocupar el Palacio de las Garzas.

El cierre de las inscripciones por la libre postulación marca lo que parece será el perfil de la contienda electoral para ocupar el Palacio de las Garzas. Una carrera que aflora desde ya nuevas y viejas carencias; una de ellas, la insuficiente representación de la mujer. De los 35 aspirantes a la Presidencia, tan solo nueve son mujeres, algunas con trayectoria política o ideológica, y dado que solo los tres precandidatos “independientes” con más firmas podrán aparecer en la papeleta para 2024, las posibilidades de que estos espacios sean ocupados por mujeres se reducen drásticamente.

Aun cuando el país está a la espera de la oferta electoral de los partidos políticos por vía de elecciones primarias –que por ley deben ser con equidad de género–, los potenciales liderazgos presidenciales están dominados por hombres, de manera que es poco probable que la balanza se iguale en cuanto a participación.

Algo parecido se reproduce con la participación a otros cargos de elección popular, lo que reafirma a Panamá como uno de los países de América Latina con menor representación de mujeres en instituciones políticas, un déficit del sistema político panameño que pudiera estar en vías de corrección con esfuerzos tales como el requisito de equidad de género que se incorporó a la ley con esa intención.

Cuando más voces se alzan para cuestionar las deudas que tiene la democracia panameña en materia de calidad de vida, hace falta hacer un esfuerzo mayor por saldar la brecha de la paridad en la participación política. Es una cuestión de justicia que afianza nuestra democracia.