24 de Sep de 2022

Entre Líneas

Lo tenemos todo

En Panamá se deben hacer cambios estructurales y combatir la corrupción de millones como la micro

Panamá se encuentra en los países del mundo con mayor ingreso per cápita. Sin embargo, también está entre los más desiguales del mundo. Por un lado, tenemos un país que calma a la base de la sociedad con subsidios, y por el otro, premia a los grandes grupos económicos con concesiones y prebendas. Es hora de equilibrar las cosas. Muchos cuestionan la regulación de precios en los alimentos, por ejemplo, pero el problema es que aquí tampoco tenemos una verdadera competencia. Panamá lo tiene todo, pero debemos equilibrar las cargas. Hay que hacer cambios estructurales, pero también como sociedad tenemos que hacer nuestra parte. Muchos alegan que nuestro gran problema es la corrupción, pero lo real es la falta de valores cívicos y morales. Una sociedad sin valores, es una sociedad que no tiene escrúpulos. La corrupción de millones, pero está también la micro corrupción, esa en la que los empleados, públicos o privados, se llevan el papel higiénico o los lápices para la casa. La coyuntura es precisa para hacer los cambios necesarios y eso amerita que todos lleguemos a acuerdos. No el que más grita, el que tiene la razón ni todos los que hablan, lo hacen a nombre de todo el pueblo. Es necesario que todos los grupos estén representados para entonces llegar a acuerdos reales. Seguir con el sectarismo, es seguir en el error. ¡Así de simple!