03 de Oct de 2022

Entre Líneas

La Caja y  los intereses

La CSS tiene problemas, pero todos tienen solución. El más difícil es, sin embargo, romper los intereses creados

Vuelven a aflorar informaciones sobre la Caja de Seguro Social y cuál más catastrófica. Sí, la Caja tiene problemas, pero todos tienen solución. El más difícil es, sin embargo, romper los intereses creados. Por un lado están los líderes de los trabajadores que en su defensa no quieren que cambie nada (ninguna medida paramétrica), que no se toque el montón de botellas empleadas, que se retome el sistema solidario y eso sí, que el Gobierno se meta la mano anualmente y cubra lo que haya que cubrir para que no haya déficit. Por el otro lado están los empresarios que quieren que se aumente la edad, que se aumenten los aportes y que se baje el porcentaje de la jubilación.  Es decir, los intereses son diametralmente opuestos. Hay otro grupo que sugiere una combinación de medidas: que no haya edad de jubilación, pero que se cumplan con 35 años de cotización (si empezó a trabajar a los 20, a los 55 se jubila); que se busquen aportes externos como los de la minería,  juegos de azar, etc,  para engrosar el IVM o que se cobre un ITBMS extraordinario a todo artículo suntuoso, es decir, un televisor hasta de 48 pulgadas paga el 7 por ciento, pero arriba de ese tamaño pagaría diez o 12 por ciento. El problema con la Caja no es que se queda sin plata porque sí hay solución; el problema es que primero tenemos que acabar con los intereses creados de todas partes para encontrar la solución. ¡Así de simple!