• 08/10/2016 02:00

Institucionalidad

‘Señores gobernantes: (...) la alternativa racional es el proceso Constituyente. Basta de demagogia '

El incontrovertible fracaso de la actual gestión gubernamental, aunque obedece a múltiples factores, los más sobresalientes, en un régimen presidencialista, como el nuestro, recaen en la figura del primer mandatario. La incompetencia y el letargo, rayano en franco inmovilismo, juntos a la falta de una política administrativa sin planificación ni definición de prioridades acordes a un diagnóstico integral de nuestra realidad y en base a la disponibilidad de recursos, se han traducido en estancamiento y retroceso. Y como si fuera poco, el populismo electorero, el paternalismo, promotor de parasitismo social, vía subsidios, basado en endeudamiento, sin promover ahorro ni generar nuevos o mayores recursos consistentes con el presupuesto de gastos, y para colmo sin transparencia, han llevado al colapso económico y a la profundización de la dependencia. Es fácil advertir que, de seguir negando la realidad, y no efectuar los urgentes e inaplazables cambios, que ella demanda, cuando las instituciones financieras internacionales nos cobren lo despilfarrado en francachelas, veleidades y en la asfixiante burocracia, no sorprendería que se tomen la principal caja registradora. Señores gobernantes: Para retornar el poder a la fuente original, concretando el lema ‘el pueblo primero ', recuperar la institucionalidad y preservar la integridad del Estado, la alternativa racional es el proceso Constituyente. Basta de demagogia.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus