Temas Especiales

30 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

La Llorona

La llorona

Glosas de la realidad política de Panamá.

LE TIENEN EL OJO

Alguien me sopló que los gringos le tienen el ojo puesto a Migración, porque como que han visto una invasión muy fuerte de chinitos e hindúes. ¡A chinito le guta lapidez como tlabaja oficina de abogado con apellido de dictadol y sel amigo de diputado!

QUIERO MI COPIA

Me dicen que el informe que emitió la Oficina de Seguridad de los Bomberos sobre el Global Bank, fue a dar derechito al Ministerio Público y se niegan a dar copia a los propietarios que solicitaron el mismo. Lo más curioso que el informe pasó de un Arco a otro Arco. Voy a investigar.

ALIANZA ACCIDENTAL

La que hicieron los diputados Palito y Blandón para oponerse al proyecto de ley 138 que establece el plebiscito y dice que corresponde al Ejecutivo la facultad de escoger el tema y redactar la pregunta... ¿Cuándo viene otra?

REGISTRO PÚBLICO EN EMERGENCIA

Los abogados y usuarios del Registro Público, donde nacen y mueren los títulos de propiedad y las hipotecas de todo el mundo, dicen que todas las veces que llaman al director, la respuesta es la misma: ‘¡está en reunión!’... ¿Luis XIV?

SE SALVARON

En el barco mercante de bandera panameña que secuestraron los piratas somalíes no había un solo marino panameño. ¡Bendito sea Dios!

PASÓ A LA PÁGINA 71

A propósito de alcaldes: ¿Qué será de la vida de la esperanza blanca de Colón? Pasan los días y en este país monotemático el asunto muy poca gente lo recuerda, sobre todo con el bajo perfil en que se desempeña la encargada.

EL DESAYUNO PRESIDENCIAL

La reunión con la bancada oficialista para arreglar lo del plebiscito todavía tiene un sinsabor, a pesar de la abundancia de hojaldres y chorizos de ternera... Dicen que hubo más de un tirón de orejas. ¡Y viene más!

UN GLOBO LLAMADO COBRE

Como del ahora bien cotizado mineral se viene hablando desde los tiempos del ’gran dictador’ y todavía no se ha extraído una sola onza, en la churrería más concurrida se preguntan si el cobre panameño es sueño de opio. ¡Cógela!

... y que nadie llore!