20 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Lector Opina

Abogados de Gateno se quejan

SEÑOR. DIRECTOR DE NOTICIAS DEL DIARIO LA ESTRELLA DE PANAMÁ.

SEÑOR

DIRECTOR DE NOTICIAS DEL DIARIO LA ESTRELLA DE PANAMÁ.

En noticia que aparece a primera plana en el Diario La Estrella de Panamá de esta fecha, bajo el titular “Aparece el dueño de Medicom”, en nuestra condición de defensores del señor Teófilo Gateno Hafeitz, nos vemos en la necesidad de acudir ante usted, con el objeto de señalarle lo siguiente:

1-No es cierto que el señor Teófilo Gateno Hafeitz, sea dueño de la empresa Medicom, S.A., ni dignatario, ni mucho menos accionista de la misma, hecho que no ha sido comprobado, ni podrá ser comprobado, sencillamente porque esta circunstancia NO ES CIERTA.

2-Por otro lado, sostener como lo hace el contenido de la referida publicación, que el señor Teófilo Gateno Hafeitz, estuvo tres años “en las sombras” resulta sugerente, toda vez que el mismo mediante Resolución Indagatoria de 20 de mayo de 2007, a efectos de hacer sus descargos, lo que en efecto hizo mediante declaraciones rendidas durante tres días, en aproximadamente cien fojas, donde nuestro defendido brindó una explicación detallada, absolviendo las interrogantes formuladas por el Ministerio Público.

3-En la misma publicación, se manifiesta que el señor Teófilo Gateno Hafeitz, fue quien introdujo irregularmente al territorio nacional el letal químico obviando las alertas sanitarias, afirmación contenida en la Resolución de 26 de marzo de 2010, misma que resulta inexacta, subjetiva y de mala fe, toda vez que nuestro defendido, se limitó única y exclusivamente a proporcionar facilidades crediticias a la empresa Medicom, S.A., en virtud de una operación lícita mercantil de Factoring. Toda alusión distinta carece de fundamentación.

Sin dejar de reconocer y lamentar las dimensiones trágicas de este funesto episodio, que embarga de luto a todos los panameños, como abogados responsables, no podemos, ni debemos, ni queremos guardar silencio frente a un nuevo modelo de persecución judicial, sorpresivo que pone en entredicho la vigencia del principio del debido proceso, la presunción de inocencia y el derecho a la defensa.

Del señor Director, con toda consideración, Licdo Luis A. Moreno H. Licdo Radames García