Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

XXV aniversario episcopal de Monseñor Oscar Brown

La división eclesiástica en la República comprende la Arquidiócesis de Panamá, Diócesis de Chitré, David, Colón—Kuna Yala, Penonomé, San...

La división eclesiástica en la República comprende la Arquidiócesis de Panamá, Diócesis de Chitré, David, Colón—Kuna Yala, Penonomé, Santiago, Prelatura de Bocas del Toro y Vicariato de Darién.

Han transcurrido casi 48 años, luego de creada la Diócesis de Santiago de Veraguas, el 13 de julio, año de 1963, por el Santo Padre Pablo VI, recayendo la muy noble misión de servir a Dios a Monseñor Marcos Gregorio McGrath, primer Obispo de la diócesis, de quien fueran sucesores Monseñor Martín Legarra Telechea, Monseñor José Dimas Cedeño y el actual, Monseñor Oscar Mario Brown, quien recibió la ordenación episcopal el 22 de febrero de 1986.

De los 25 años de fecunda labor y extraordinarios servicios al pueblo de Dios, dedicados a la formación de nuevos sacerdotes, en la docencia universitaria y en su permanente y sólida formación dentro y fuera del país, Su Excelencia Reverendísima, Monseñor Oscar Mario Brown, ha dedicado la mayor parte de su gestión episcopal a Veraguas. Dieciséis años llevando la Buena Nueva, con apego al Señor y con decisión, continúa las dinámicas acciones de sus antecesores, impulsando las misiones en la ciudad de Santiago y en regiones de difícil acceso, como Buenos Aires, El Bale, Norte de Santa Fe y Chitra, y particularmente, en el corregimiento de Calovébora y diversas proyecciones en el campo social y cultural de gran impacto en la provincia.

Indistintamente de los cargos cimeros que ha ocupado, ponderamos sus honores en esta memorable fecha, desde párroco, docente en el campo de las Sagradas Escrituras y otros organismos de la Iglesia, en donde podemos apreciar a un ciudadano sosegado, sencillo, pero brillante, que expresa seguridad y profunda sapiencia.

Su decisión de crear la Capellanía en el Centro Regional Universitario de Veraguas, por ejemplo, denota sublimes sentimientos, preocupación y admiración por un sector del conglomerado social, fundamentalmente importante en la vida nacional.

Su hoja extensa de servicios es prolija y digna de recordar, meritoria de aplaudir por los veragüenses. Nos unimos a las muchas felicitaciones, estimado Obispo.

*EDUCADOR Y EX LEGISLADOR DE LA REPÚBLICA.