26 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Empresarios piden una explicación

A ctualmente la Zona Libre de Colón (ZLC) está atravesando por grandes demoras en los manejos y despachos de mercancías; más que todas, ...

A ctualmente la Zona Libre de Colón (ZLC) está atravesando por grandes demoras en los manejos y despachos de mercancías; más que todas, las mercancías en tránsito para la exportación sin tocar territorio nacional. Situación provocada por funcionarios del Departamento de Fiscalización Aduanera y Aduanas de la provincia de Colón, que por falta de conocimientos o, quizás, por órdenes dirigidas desde Panamá, desconocen para lo que fue creada esta institución!

Haciendo referencia a un artículo de Crítica, en donde los funcionarios de Aduanas declaran que 14 contenedores de cigarrillos fueron inspeccionados y seguían en el Puerto de Colón Container Terminal, porque no cumplían con ‘todos los requisitos, como la falta de pictogramas y, por lo tanto, no pueden ser comercializados’, quizás no en la República de Panamá, ¡pero en otras jurisdicciones si! ¿O nosotros ahora somos los cuidadores de las leyes de nuestros países hermanos? La entrada de estos contenedores de cigarrillos a la ZLC nunca debería haber sido obstaculizadas para su debido manejo y exportación.

PRODUCTOS: De toda índole, licores, cigarrillos, comida, ropa, electrodomésticos, productos secos en general son manejados dentro de esta institución prestigiosa. Últimamente, la Aduana está tomando decisiones arbitrarias contra los comerciantes establecidos, deteniendo sin motivo para ello toda clase de mercancías, pues no son para ser vendidos en Panamá, (o sea no nacionalizada) solo van en tránsito para otros países por la ZLC.

¡Zona Libre señores! El autor de esta nota ha sido informado personalmente por varios grupos de empresarios afectados por la falta de conocimiento de los funcionarios aduaneros, por lo que por este medio solicitan muy respetuosamente al presidente de la República de Panamá, Ricardo Martinelli, una investigación al respecto; y a su directora de Aduanas, que capacite a sus empleados (caso de productos de marcas propias en tránsito), afectadas hoy con demoras de dos y tres meses para que alguien autorice el ingreso a la ZLC, y que así puedan continuar el proceso de reexportación. Para esto no fue creada la ZLC, pulmón comercial de nuestra querida patria.

Actualmente hay más de 16 contenedores de cigarrillos detenidos, pudriéndose al agua y al sol. ¿Cómo es posible que a esta mercadería no le es permitido transitar del puerto a la ZLC —el tránsito— para almacenamiento, porque al detenerlo en el puerto se expone a corrupción de desfalco y saqueo de la misma mercancía, cuando por algo existe la mejor infraestructura de la ZLC, para lo cual fue creada para expandir la economía mundial. Sería bueno aclararles a los funcionarios de Aduana a nivel nacional lo que es una mercancía para consumo local con impuestos pagados y una mercancía en tránsito para su reexportación.

En espera de buenas, noticias para resolver estos inconvenientes, que solo conllevan a demoras innecesarias en el buen funcionamiento de la institución y causar confusión, porque los productos que se venden en la ZLC se venden legalmente para la exportación.

La ZLC permite a los mercados latinoamericanos competir mundialmente referente a un acercamiento rápido de productos a estos mercados mejorando su poder adquisitivo para los compradores de los países de Latinoamérica. Estos conocen las leyes aduaneras de sus respectivos territorios jurídicos. También multinacionales ven la ZLC como un punto estratégico para almacenamiento y distribución de sus productos por lo anteriormente indicado.

¡¿Entonces, cómo es posible que la Aduana va darle una mala reputación a la ZLC, la cual es el núcleo de trabajo para tantos, incluyendo la Aduana misma?! También, ¿cómo es posible que la Aduana confisque productos legalmente comprados por empresarios de la ZLC, con el propósito de ayudar a sus colegas empresarios de Latinoamérica, tener acceso para poder suplir la demanda de sus clientes.

Por favor, no confundirse con reclamos de los países hermanos. Pues, siendo así, tendríamos que cerrar la ZLC por contrabando. Los empresarios de la ZLC respetan las leyes de impuestos de productos nacionalizados para su debida comercialización en la República de Panamá. toda mercadería que sale de la ZLC con una salida (in transito) significa que la carga es para exportación al país indicado, pero nunca tal mercadería tocó tierra nacional, sino el área legalmente autorizada por el gobierno de la República de Panamá, conocida como la Zona Libre de Colón. Esta mercadería pertenece a uno de los cientos de clientes importantes de la República de Panamá y los países hermanos deberían saber cómo aplicar sus leyes de importaciones y no venir a Panamá a dictarnos el porqué se está manejando productos fabricados para el mejoramiento de la vida y pasión de los seres humanos.

*EMPRESARIO.