20 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Política pública, transporte y logística

Para que un país alcance un nivel próspero de desarrollo debe funcionar de manera integral, todos sus miembros (gobierno nacional, insti...

Para que un país alcance un nivel próspero de desarrollo debe funcionar de manera integral, todos sus miembros (gobierno nacional, instituciones públicas, empresas privadas y su población) deben estar encaminados con una misma visión de desarrollo y progreso. Es por ello que si un país quiere desarrollo, hace el esfuerzo necesario para alcanzarlo, esto es posible mediante el establecimiento de políticas públicas que garanticen ganancias a todo el conjunto de la sociedad de manera equitativa y no a un pequeño grupo de esta.

Panamá, por su estratégica posición geográfica, ha sido desde siempre un país con ventajas estratégicas que hasta la fecha no han sido desarrolladas y potenciadas en su totalidad, debido a la ausencia de políticas públicas integradas que garanticen un continuo y sostenible desarrollo de actividades como el transporte y la logística. De acuerdo al Informe Económico y Social 2010 del Ministerio de Economía y Finanzas, la economía creció 7.5% respecto a 2009, además se identificaron como los sectores más dinámicos de 2010 el transporte, almacenamiento y comunicaciones con un crecimiento de 15.5%, por las siguientes razones: por el mayor movimiento portuario, tanto de carga como de pasajeros, así como por la mayor cantidad de pasajeros que transitaron por los aeropuertos y las telecomunicaciones, que avanzan a la velocidad de los cambios tecnológicos. Esta información certifica que Panamá tiene oportunidades y el potencial necesario para crecer de manera competitiva e integral en los sectores transporte y logística, que son motores de crecimiento para la economía del país.

El diseño de una política pública integrada en materia de infraestructura, transporte y logística es una necesidad prioritaria para Panamá, porque por medio de esta política pública se creará una plataforma de ventajas competitivas que colocarán a Panamá como país de soluciones integrales de valor agregado al comercio internacional en América Latina, el Caribe y el resto del mundo. La infraestructura, el transporte y la logística han sido temas que se han tratado en Panamá de manera aislada, unilateralmente y desasociada; y no como un conjunto integrado de actores que intervienen en el desarrollo y crecimiento de la economía de nuestro país. Cada uno de estos aspectos se ha ido desarrollando de forma desligada una de la otra, es ahí donde está el eslabón débil de la cadena de servicios logísticos y de transporte que puede ofrecer Panamá al comercio mundial al no poseer una política integrada en estos tres aspectos: infraestructura—transporte—logística.

Hay países que han salido adelante y vieron la necesidad de diseñar e implementar políticas de Estado para hacer frente a la creciente demanda del mercado mundial en los temas de: servicios logísticos, de transporte y de infraestructura. De acuerdo a estudios realizados por La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), los países que ya han establecido políticas públicas para incrementar sus ventajas competitivas son: Corea del Sur, España, Finlandia, Alemania, Unión Europea, Holanda y Colombia.

La tendencia de los países es la de establecer políticas integrales en la tríada de infraestructura—transporte—logística, elementos que no se pueden deslindar una de la otra, y Panamá puede tomar las experiencias de los países que ya la han implementado e iniciar el camino hacia el diseño de la política pública integrada en infraestructura, transporte y logística y de esta manera potenciar todas las ventajas estratégicas que posee y que tendrá con el avance de proyectos de alto nivel como la Ampliación del Canal y la creación de zonas especiales de desarrollo económico que traerán consigo más ventajas para el país, pero que para garantizar este crecimiento se requiere una política pública que de los lineamientos y directrices para un desarrollo conjunto e integral de la triada infraestructura—transporte—logística y que sean tres pilares fuertes en el desarrollo económico sostenible del país.

Los pilares de la plataforma logística actual de Panamá son: Canal de Panamá (base de la plataforma), puertos en el Atlántico y Pacífico (manejados por operadores extranjeros), ferrocarril interoceánico, zonas especiales como la de Panamá Pacífico y la Zona Libre de Colón, y en el plan de desarrollo nacional se incluye: 1) Interconectar la parte vial, extendiendo la autopista Panamá—Colón hasta los puertos. 2) Mejorar la infraestructura entre los puertos y de la Zona Libre de Colón, además de ampliar la Zona Libre, 3) Extender el Corredor Norte hasta el Aeropuerto Internacional de Tocumen, 4) Infraestructura adecuada con acceso expedito del Aeropuerto de Carga de Tocumen a la autopista Panamá—Colón y a los puertos del Atlántico. 5) Interconectar el área de Panamá Pacífico al puente Centenario y a la autopista Panamá—Colón, que son ya iniciativas o planes que sustentan la necesidad y son muestra clara de las potencialidades con que nuestro país cuenta, falta que se establezca una agencia principal que sea la cabeza visible, lidere el esfuerzo y se encargue de consolidar las instituciones de los sectores de transporte (AMP, ACP, puertos, ferrocarril, aeropuertos, servicios de camiones), infraestructura (MOP, inversiones privadas) y logística (3PL’s, Zona Libre de Colón, zonas especiales económica) para impulsar de manera simultánea una economía competitiva y que la misma se logre mediante la base de buena infraestructura, buen transporte y buenos servicios de logística orientados a la integración del territorio y de esta manera potenciar a Panamá como el ‘Hub de las Américas’.

*LICENCIADA EN ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS MARÍTIMAS.