19 de Oct de 2021

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

El cocodrilo y la arpía

G uaraná pequeña isla con casi dos millones de habitantes, es una pequeña nación, con una sociedad y clase gobernante insensible y voraz...

G uaraná pequeña isla con casi dos millones de habitantes, es una pequeña nación, con una sociedad y clase gobernante insensible y voraz, que no escatima ni muestra ningún rubor para robarse los dineros del pueblo y esquilmar los resultados de los procesos electorales que se celebran cada 10 años. En traspaso del mando logran mantener tal impudicia recibiendo la protección y benevolencia de Kamir, poderoso país africano del cual fueron colonia por muchos años.

Ese apoyo no gratuito, es compensado a cambio de permitir libre tráfico de diamantes comercializados en esferas de grandes consorcios empresariales de la región y contrabando de plantas exóticas, que es procesada como drogas alucinógenas de gran demanda y valor en mercados del jet set hollywoodense y alta sociedad política y financiera.

Como está por terminar su mandato, el primer ministro, máxima autoridad de la isla, anunció que para las nuevas elecciones, apoyaría como su remplazo a Emérito Maranzano, anciano de alrededor de 80 años de edad, ex heredero de gran fortuna y egresado con honores de la universidad de Harvard, E.E.U.U. Personaje de carácter opulento, y vanidoso en su juventud, alardeaba y exhibía finas joyas, relojes Cartier, lujosos autos, lanchas, costosas propiedades residenciales, haciendas y cabañas de playa.

Fue actor de arte dramático ganándose el mote de ‘El cocodrilo’, pues en sus actuaciones, las obras siempre ofrecían espacio escénico para sollozos y llantos. Las aprehensiones de los pobladores radicaban en que Maranzano estaba en bancarrota debido a desordenado manejo de finanzas y viciosa vida. Ante tal escenario ‘los guareros’, como se conoce a los nativos del lugar, mantenían una situación de angustia y preocupación, pues sospechaban que un gobierno saqueador de Maranzano, multiplicaría el sufrimiento y hambruna padecido por varias décadas.

Pero su aflicción crece cuando se enteran que Dorotea Fajín huérfana desde pequeña presidirá el Parlamento. Joven política (28 años) aunque de un perfil dulce, agradable, hermoso y muy sociable, generaba superiores dudas. Su padre un sanguinario dictador militar, fue asesinado en revuelta castrense. La madre mujer excesivamente ambiciosa, conspiradora y siniestra, era experta y maestra en la perfidia sirviendo como espía a intereses foráneos. Muere al momento de la sublevación producto de infarto cardiaco, porque acostumbraba acompañar a su marido en horas de almuerzo. Dorotea era una niña registrado el suceso, sin embargo, por la premisa ‘hijo de tigre nace rayado’, para los lugareños su imagen no proporcionaba confianza. De manera muy callada y recatada, la etiquetaban con el epíteto de ‘la arpía’.

Transcurrido poco tiempo, a pesar de un torneo electoral accidentado y violento con querellas y protestas de fraude de parte de opositores y miembros de organismos cívicos; el Consejo de Elecciones, órgano regente, desconsideradamente otorga el triunfo a Emérito Maranzano. Este asume el poder en un ambiente oscuro y sepulcral. No obstante, Dorotea Fajín en confabulación con colegas del parlamento y su poderoso amante, el jefe del ejército, coronel Leoncio Páez Prado, orquestan un golpe de Estado cuando Maranzano celebraba fiesta a uno de sus hijos más queridos. El asalto al Palacio de Gobierno era rumor conocido, sin embargo, al coronarse exitosamente, cual aves de rapiña, otros se sumaron. Un fuerte y estruendoso disparo se escuchó; inmediatamente desperté, favorablemente todo era un maléfico sueño; el único ruido que se escuchaba era el ronquido y flatulencia de mi pareja en brazos de Morfeo. Sonreí, como perdí la somnolencia, busqué las definiciones y orígenes de cocodrilo y arpía. Esto encontré:

Cocodrilo, animal de sangre fría, reptil de piel dura y escamosa con dientes muy agudos y poderosa fuerza en sus mandíbulas que le permite reducir fácilmente a sus presas y engullirlas; curiosamente cuando se alimenta el placer le produce secreción lagrimosa. De ello surge el adagio popular, ‘lágrimas de cocodrilo’, que identifica actitudes simuladas. Arpía, (harphya) según la mitología griega, especie mitad ave, mitad mujer que proviene de los infiernos, se transforma de muy bella a horrible circunstancialmente. Para ubicar equivalencias, se dice que es una mujer perversa y persona codiciosa con gran capacidad y maña para engañar y conseguir lo que quiere.

Esto es solo un cuento, cualquier parecido o similitud con figuras o hechos de la vida real es mera coincidencia.

*DELEGADO Y DIRECTOR NACIONAL P.R.D.