07 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Crecimiento económico vs equidad social

ECONOMISTA Y EDUCADORA.. En las últimas semanas se ha comentado sobre un posible recrudecimiento de la crisis financiera que, desde el ...

ECONOMISTA Y EDUCADORA.

En las últimas semanas se ha comentado sobre un posible recrudecimiento de la crisis financiera que, desde el 2008, azota la economía mundial. A este hecho se suma la declaración efectuada por el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, cuando expone que: ‘... la economía mundial está entrando en una nueva y más peligrosa fase debido a la crisis de deuda en Europa’.

Cierto. Durante los últimos tres años la economía mundial, incluyendo países con monedas fuertes, se han visto precisados a someterse a un sinnúmero de maniobras de política fiscal y monetaria, en busca de alternativas que les ayuden a superar la crisis económica que atraviesan, sin que hasta el momento se haya logrado un nuevo equilibrio.

Aún cuando esta crisis se profundiza a nivel mundial, en nuestro país no se ha sentido su intensidad, hasta el momento, producto en gran medida de nuestra diversificación económica; circunstancia que nos ha ubicado en un contexto favorable. Ello, sumado a la perspectiva de disminución en el precio del petróleo, como consecuencia de la reducción en la demanda por el decrecimiento de las economías europeas, deberá favorecer la inversión en Panamá.

Ahora, aún cuando nuestro país no registra mayores inconvenientes financieros y se le ha reconocido como una de las economías más sólidas y de mayor crecimiento en la última década, persiste un elevado índice de pobreza y desigualdad.

A este hecho se añade la existencia de más de 483,000 panameños incorporados al mercado informal; información del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República.

Esta cifra revela la existencia de un significativo grupo de personas que engrosa las cifras de desempleo, disfrazada bajo la figura de trabajadores informales. Lo cual indica que el índice de desempleo oficial no se ajusta a la realidad.

Si bien el tener un índice de crecimiento económico en constante incremento, es un fuerte indicio de gozar de una economía saludable; tener un alto porcentaje de la población económicamente activa, como trabajadores del sector informal, según expertos en materia económica, es el reflejo de una estructura de mercado con limitaciones para ofrecer suficientes empleos, además de posibles fallas de regulación del sistema laboral. Esta realidad, donde se encuentran atrapadas un sinnúmero de familias, sin ingresos estables, limita su estabilidad económica para hacer frente a insumos de primera necesidad, salud y seguridad social.

Adicional a lo expuesto, aproximadamente el 75% de la Población Económicamente Activa, recibe salarios inferiores a B/.600.00, frente a un costo de vida cada vez más elevado, primordialmente la canasta básica, lo cual refleja que los beneficios del crecimiento se concentran en un reducido grupo empresarial y político.

Estas circunstancias evidencian la apremiante necesidad de impulsar iniciativas que respondan a una Política de Estado Solidaria, donde se generen iniciativas integrales, que provean de mayor equidad y bienestar a la población, ya que el crecimiento económico por sí, no garantiza prosperidad y paz social, aún cuando fuésemos ‘... la envidia de todo el mundo’.