27 de Nov de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Félix Moulanier, un luchador de la democracia

ESTUDIANTE DE PERIODISMO.. ‘ El mundo necesita hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman...

ESTUDIANTE DE PERIODISMO.

‘ El mundo necesita hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres que no se vendan ni se compren; hombres que se mantengan de parte de la justicia, aunque se desplomen los cielos’, Elena de White, cristiana norteamericana.

Sinceridad, honradez, justicia; cualidades dignas de quien guste de proceder con ellas. Estos valores perfeccionan al hombre de tal manera que lo hacen más humano, por ejemplo, la justicia hace al hombre más noble, de mayor calidad como persona.

Como señalan las Sagradas Escrituras: ‘Bienaventurado el varón que no anduvo en consejos de malos ni estuvo en camino de pecadores ni en silla de escarnecedores’, Salmos 1:1. Sí, bienaventurado, porque ese verá la gracia de Dios por actuar conforme a su Palabra. A un hombre se le debe medir por sus valores, por su buen accionar como persona, no por sus riquezas. Por eso, no dejo de admirar a aquellas personas que tienen como su norte los principios. Personas que, como Félix Moulanier, candidato a la Secretaría de la Juventud del PRD, dejan por sentado su inclinación a lo justo, a lo equitativo. Mañana, 11 de septiembre, se llevará a cabo las elecciones del Frente de la Juventud de dicho colectivo. Debido a la crisis en que se haya inmersa nuestra clase política, nuestras esperanzas deben ir encaminadas a elegir nuevas figuras que nos representen; pero figuras cuya trayectoria no se haya visto empañada por actos vergonzosos. Las acciones tomadas por este joven en los pasados comicios, que debido a algunas irregularidades tuvieron que ser anulados, son un ejemplo digno sin precedentes. Nunca un joven miembro de un partido político se había atrevido a defender su verdad en los tribunales de justicia para demostrar con pruebas lo que se advertía a voces. Muchos lo criticaron por supuestamente desviar la hoja de ruta del colectivo perredista.

Incluso, antes del fallo se referían de él en radios y en otros medios como ‘un mal perdedor’ y un candidato que le hacía daño a su partido por crear ‘escándalos’ de dicha magnitud. Los resultados del fallo emitidos por el Tribunal Electoral (TE) hicieron cambiar en parte esa percepción. Y digo en parte, porque, pese a la decisión tomada por el TE, hubo quienes veían con malos ojos la acción tomada por el hoy candidato a la Secretaría de la Juventud perredista. Ahora pregunto yo, ¿defender la verdad y aclarar con pruebas que hubo algunas irregularidades en actos bochornosos es malo? ¿A caso no debemos aplaudir que todavía existan políticos honrados y con valores, que gustan de obrar con justicia y bienestar común? Si estas acciones son criticadas y mal vistas, entonces, le digo, querido lector, que estamos muy lejos de llamarnos un país democrático.

Lastimosamente a veces tenemos que ver las consecuencias de nuestro mal actuar, para darnos cuenta de que no se procedió correctamente; otras veces nuestras decisiones en realidad no son las nuestras, porque nos dejamos influir o asesorar mal, sin ver las dos caras de la moneda. Lo que pudo haberse solucionado a lo interno del partido tuvo que ser llevado a las autoridades correspondientes.

Espero que en estas elecciones prevalezca la transparencia. En lo que a mí concierne, el mejor candidato para dirigir la juventud perredista es Félix Moulanier, un joven con valores demostrados, que tiene claro que el trabajo es el trampolín para cumplir las metas propuestas, y que aún en los momentos difíciles no se debe desmayar, sino siempre tener su objetivo por encima de la dificultad. ¡Sigue defendiendo tus principios, Félix!