Temas del día

29 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Fonoaudiología universitaria cumple 12 años

La sociedad no tiene una imagen adecuada respecto a lo que es la Fonoaudiología o sobre lo que hace un fonoaudiólogo. Eso se debe a que,...

La sociedad no tiene una imagen adecuada respecto a lo que es la Fonoaudiología o sobre lo que hace un fonoaudiólogo. Eso se debe a que, por lo general, las personas consideran que no requieren de esos servicios o no han oído hablar de esa profesión. La historia de la Fonoaudiología ha estado marcada por la dificultad en lograr un consenso respecto al nombre más apropiado para la profesión. En palabras de un lingüista británico, que se interesó por la cuestión terminológica, los aspectos implicados en el debate son aquellos que se refieren a la identidad y al estatus del profesional, a la orientación académica y a la gratificación intelectual, clínica y económica.

El tipo de tareas que se realizan en las clínicas de EE.UU., bajo la supervisión de personas llamadas ‘patólogos del habla’, son las mismas que se dan en Gran Bretaña bajo la tutela de los ‘terapeutas del habla’. Del mismo modo, en el continente europeo, las etiquetas varían, pero el quehacer sigue siendo el mismo. En Francia es un ‘ortofonista’, en Alemania y Bélgica es ‘logopeda’, en la República Checa es ‘foniatra’. ¿Cuál es, entonces, el trabajo que todas estas personas realizan en Panamá?

En la década de 1950, la existencia de un equipo de salud responsable del cuidado de la población era un hecho que implicaba el trabajo de diferentes profesionales que permitieran una atención integral. A través de la Ley 34 del 15 de abril de 1980, se reglamentó la Fonoaudiología como profesión. El primer programa de pregrado iniciado en 1999, fue producto del esfuerzo de académicos y profesionales visionarios de la UDELAS. En abril del 2004, egresaron los primeros especialistas formados en Panamá con el título de Licenciados en Fonoaudiología.

Hoy, los fonoaudiólogos panameños ofrecen a la sociedad servicios humanos que mejoran la calidad de vida, a través del fomento de la salud comunicativa y de la prevención y rehabilitación de las discapacidades de la comunicación humana. La UDELAS cuenta con dos programas de especialización para fonoaudiólogos, uno en Patología de Audición y Lenguaje y otro en Patología del Habla y del Lenguaje. La desinformación y el desinterés social por las discapacidades de comunicación y las nociones básicas de bienestar y calidad de vida son conceptos multifacéticos y complejos atendidos por diversas disciplinas. También son objeto de tratamiento político por parte de la comunidad internacional representada en entidades como la ONU y su Fondo para la Infancia, el BM o la OMS. En estos niveles de discusión se habla de desarrollo humano o social.

Las dificultades para expresar con eficiencia lo que se piensa, entender lo que otros dicen, usar la voz, pronunciar bien, oír con agudeza, hablar sin tropiezos o expresarse sin llamar la atención del oyente, son condiciones que físicamente no duelen. En este sentido, las discapacidades en general se diferencian de las enfermedades que causan dolor, amenazan la vida y demandan otro tipo de servicios de salud, como los odontológicos, los médicos o los de enfermería. El panorama anterior pone en evidencia el reto que para un fonoaudiólogo significa el momento actual.

En el Día del Fonoaudiólogo, la Escuela de Fonoaudiología de la UDELAS felicita a cientos de profesionales en todo el país que ejecutan su labor en beneficio de la sociedad panameña.

*COORDINADOR DE FONOAUDIOLOGÍA DE LA UDELAS.