Temas Especiales

18 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Cultura de seguridad y salud laboral

La cultura de seguridad es el conjunto de valores, hábitos y costumbres de los trabajadores, que determinan el comportamiento con respec...

La cultura de seguridad es el conjunto de valores, hábitos y costumbres de los trabajadores, que determinan el comportamiento con respecto a la Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo de una organización y que contribuyen a la prevención de accidentes y enfermedades de origen ocupacional.

Como colonense y ciudadano de este país con potencial de ser de primer mundo me siento preocupado por la gran cantidad de accidentes laborales, y lamentablemente quienes aportan los muertos son los trabajadores humildes de mi Panamá. Nuestro país está creciendo increíblemente y tiene un desarrollo envidiable; pero qué han hecho nuestros gobernantes (PRD, PANAMEÑISTAS, CD, ETC) para mejorar la cultura de sus conciudadanos en materia de identificación de riesgos y prevención de accidentes laborales. Para mí concepto estamos verdes en esta materia, mientras exista el matrimonio indisoluble entre las autoridades del Ministerio de Trabajo y los empresarios inescrupulosos, en detrimento de los trabajadores, que a pesar de ser quienes aportan el mayor esfuerzo para que nuestro Panamá esté en las condiciones económicas en que está, son sujetos a explotación, a trabajar en condiciones insalubres. A veces creó que es cierto lo que dice en su libro el Dr. Francisco Díaz Mérida, padre de la seguridad y salud de Panamá ‘que para los responsables de la industria de la construcción sector donde se producen más accidentes fatales, la vida de un trabajador vale menos que la de una vaca’.

Señor presidente, Panamá necesita un verdadero cambio en materia de seguridad laboral, empecemos por crear una Autoridad Nacional de Seguridad y Salud de los Trabajadores. Que sea la única entidad responsable en este país en materia de seguridad y salud ocupacional. Que tenga facultades para sancionar a los que incumplan con las normas de seguridad, que vele por la integridad física, mental y social de los trabajadores. Que la misma tenga los fondos suficientes para trabajar y sea independiente de los gobiernos de turnos, con funcionarios idóneos en la materia, con una solidez moral y ética. Que tengan como primer objetivo trabajar en la conciencia de los empresarios, hacerlos entender que la seguridad ocupacional es un valor. Capacitarlos en materia de prevención de riesgos, controles administrativos, controles de ingeniería, que ellos entiendan que su responsabilidad es establecer Políticas de Seguridad y Salud Laboral. Que permitan eliminar accidentes o riesgos en los espacios laborales, ya que éstos son fuente de pérdida moral, social y económica. Un trabajador, que ha sufrido un accidente, regresa a su trabajo con temor e inseguridad esto, lo hace vulnerable a sufrir otros accidentes y crea la susceptibilidad de sus compañeros.

Como segundo paso tenemos el adiestramiento de los trabajadores que los mismos no vean a la seguridad como una obligación sino como un valor rector de su comportamiento como individuo, no solo en su entorno laboral sino en todas las áreas de su vida. Los trabajadores deben percibir un compromiso visible y coherente en materia de prevención de riesgos por parte de la gerencia. Los trabajadores deben ser capacitados en los siguientes aspectos: selección y uso adecuado de los equipos de protección personal, identificación de riesgos y prevención de accidentes, análisis de trabajo seguro, identificación y manejo adecuado de materiales peligrosos, higiene Industrial. La capacitación constante es la mejor herramienta para vencer a los accidentes e incidentes laborales.

Señora ministra de educación, Panamá para seguir creciendo necesita mejores individuos, con una formación en seguridad y salud de los trabajadores y una solidez moral y ética, fuera bueno incluir estas dos materias seguridad y salud de los trabajadores y valores éticos y morales en la transformación curricular. De esta forma tendríamos en el futuro ciudadanos conscientes, dignos de admirar e imitar.

Para concluir, dejo esta interrogante a nuestras autoridades. ¿Cuántos lugares de distracción, llámese bares, clubes nocturnos, discotecas, tienen una salida de emergencia? Invertir en prevención equivale a minimizar riesgos y posibles pérdidas de vida que enlutecen muchos hogares de nuestro querido Panamá.

MECÁNICO DE EQUIPO PESADO DE LA ACP