Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Cómo piensa un ngäbe cotidiano?

Lo detengo en la calle; camina con su señora, apegada ella a su traje tradicional. Cauteloso, a la defensiva él. Se llama Robín Amador,...

Lo detengo en la calle; camina con su señora, apegada ella a su traje tradicional. Cauteloso, a la defensiva él. Se llama Robín Amador, su pareja es Itzeva Araúz. Tienen dos hijas, una de 20, termina secundaria, la otra, pequeña, edad preescolar. La talla de Robín no es usual en los ngäbes, aproximadamente 1,78 m. Tampoco fue usual el último conflicto, posiblemente el más violento de la posinvasión. Según nuestras leyes, este hombre, fornido, es un ciudadano completito, con mismos derechos y deberes que un filósofo o un abogado.

Le pido conversar, una entrevista informal. Vacila, desconfiado de este ‘latino’ a quien no conoce, en plena calle: ‘Solo si es algo serio y responsable’. Me dice. Le doy seguridad.

Me ofrece su celular y quedamos de hablarnos más tarde, a la noche. Mi cuestionario es sencillo, una opinión, al azar, pero de alguien, cotidiano, de ellos, los que están en titulares: Primero, ¿su escolaridad?: Desde niño en David, primaria en el colegio de monjitas, San Francisco. La secundaria, becado por altas notas, en el IPT, de David. Mecánico automotriz, pero apenas lo hizo unos meses: ‘No le pagaba’. Hoy labora en otra empresa. Busco la mente, más aun, la psiquis, de Robín: Luego del incumplimiento del gobierno a lo acordado un año atrás en San Félix, ¿crees que tu dirigencia tenía que llegar a ese cierre forzado de la vía Interamericana, con tanto daño a terceros, productores, turistas, ancianos, niños, enfermos, todos varados tantos días? ‘Absolutamente, y se mostró con el resultado. Igual que en Bocas con la Ley Chorizo, los gobiernos solo reculan con medios fuertes de presión, si no, nada. Mi gente tiene demasiados años de marginación’.

Pese a Monseñor Lacunza y la Iglesia, el gobierno también se endureció. ¿Qué sentiste cuando el presidente dijo que no iría a San Félix, sino que ustedes fuesen a la Presidencia, que era lo que correspondía ahora, porque él los visitó antes? ‘Eso no fue todo, hubo más de parte del presidente. Nos dijo que ‘allí estaba el helicóptero, y que había buena comida y buen trago’; como si fuésemos muertos de hambre y alcohólicos. Eso fue un irrespeto grande. A él y a todos ustedes, latinos, les gusta que a sus señoras las llamen ‘damas’. ¿Acaso la cacica Silvia no se merece el mismo respeto, no es dama?’.

¿No te parece que el modo coloquial del presidente, como habla él, puede haber producido esa frase, sin buscar hacer daño, para indicar que los recibiría bien a los dirigentes ngäbes buglé? ‘No, eso me lo cambian; se ve que él no respeta a los pobres ni a mi gente, como está acostumbrado a comprar a todos. Eso fue muy despreciativo. ¿De tener problemas y discusiones con una magistrada, cómo cuando iba a sacar a la exprocuradora Gómez, acaso la invitó a tomar tragos?; con ella no, la respetó, aunque la sacó. Pero a nuestra dirigente, ¡ah, es india¡’.

Bien, comprendo, pero es posible, que a nivel del lenguaje usual panameño, ustedes exageraran emocionalmente un poco. Tú, Robin, en lo personal, ¿cómo te sentiste cuando hubo esa situación y reacción del presidente? ‘ Primero como un pendejo, humillado, me llené de rabia. Si Dios me hubiese hecho el milagro de tener en esos momentos al presidente en frente, le habría tirado el plato de comida en la cara. Pero le dimos una lección a él, que nos respete’.

Hoy, ya firmado el diálogo nuevo y cumplimiento, ¿vale la pena olvidar agravios y buscar la paz, entre todos los panameños? ‘Perdonar, no olvidar; la cacica está bien herida, ella merece una disculpa pública del presidente’.

¿Te sientes bien representado por tus dirigentes? ‘Mucho, orgulloso de ellos, tanto de Rogelio Montezuma, de la cacica Silvia Carrera, y otros, supieron actuar con la historia, con nuestra causa, ganada con sangre’.

¿ Habrá un día un ngäbe buglé en la Presidencia? ‘Esa esperanza no la pierdo; tenemos gente bien preparada, médicos, abogados, profesionales, hasta sacerdotes. ¿Por qué no?’.

ABOGADO Y MILITAR RETIRADO.