Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Lucy Molinar prohibe libro

La actual ministra de Educación de Panamá, la periodista Lucy Molinar, no solo pasará a la historia por ser la primera jefa de la carter...

La actual ministra de Educación de Panamá, la periodista Lucy Molinar, no solo pasará a la historia por ser la primera jefa de la cartera de Educación en cerrar una universidad, sino por haber prohibido la circulación de un libro referente a la historia del glorioso Instituto Nacional.

Increíble, pero cierto. El único libro que por varios años ha circulado especialmente entre los estudiantes de primer ingreso, los que por primera vez pisan las aulas del Nido de Águilas, bajo el título ‘Aguilucho, ¿conoces tu alma mater?’, la ministra de Educación impide que lo adquieran los noveles institutores.

El libro es producto de investigaciones y largas horas de dedicación de la profesora Aleyda Pinilla de Pravia, egresada de la promoción institutora de 1957, grupo de graduandos que año tras año, junto con otras promociones, viene haciendo sus aportes al mejoramiento de las condiciones físicas e intelectuales del plantel y sus estudiantes, pero que la ministra, como en innumerables casos, desconoce.

Un punto a su favor en este caso. Al remitirle a la profesora Aleyda Pinilla una nota señalándole esta prohibición, reconoce textualmente que ‘la monografía en referencia posee un carácter didáctico y está orientada hacia un mejor conocimiento de la trayectoria del Glorioso Nido de Águila’ (águila en singular).

Señala como argumento para prohibir la circulación del libro que ‘es política de esta institución evitar que nuestros alumnos incurran en gastos adicionales’. La ministra desconoce que el libro lo vienen adquiriendo los alumnos desde hace varios años, bajo la autorización del Ministerio, y que los fondos que genera se utilizan en la promoción cultural del plantel. Prácticamente es una donación que hace la autora, profesora Aleyda Pinilla, al Instituto Nacional.

Este hecho desafortunado dibuja cómo se maneja el más importante sector del desarrollo nacional, como es la educación. Lamentablemente, se suma a muchos otros, como los de anunciar que los resultados de un concurso infantil de cuentos sustituirán libros como Narraciones Panameñas como lecturas obligatorias entre los estudiantes. Esta decisión la anunció precisamente cuando se le hacia un homenaje al escritor y colega suyo periodista Álvaro Menéndez Franco.

No deberíamos sumar a este hecho el abandono administrativo de su Ministerio a muchas escuelas de la ciudad y el campo, que no tienen las condiciones necesarias para realizar sus tareas, precisamente por falta de fiscalización a la negligencia de sus subalternos, que no se toman el trabajo de vigilar la buena marcha del proceso educativo.

Pero la ministra si es ducha, para destacar en su nota prohibiendo la circulación del libro ‘Aguilucho, ¿conoces tu Alma Mater?’ para hacerse propaganda diciendo que ‘hemos logrado dotar a nivel nacional a todos los estudiantes de Premedia, de textos y útiles escolares como apoyo al proceso educativo’. Frente a comportamientos como los enunciados, prohibiendo universidades y libros, nos queda una gran duda de que lo que señala sea verdadero.

La colega periodista ha demostrado en sus ejecutorias como ministra, caracterizada por conflictos y confrontaciones con maestros y profesores, el mismo comportamiento de su jefe. Mejor hubiera continuado como reportera o productora de una corregiduría por televisión.

PERIODISTA Y EXPRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE GRADUADOS DEL INSTITUTO NACIONAL DE 1957.