Temas Especiales

30 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

De galón a litro; de libra a kilo

Luego de más de un siglo de estar utilizando el viejo sistema de medidas inglés, los consumidores panameños se enfrentan, en diciembre d...

Luego de más de un siglo de estar utilizando el viejo sistema de medidas inglés, los consumidores panameños se enfrentan, en diciembre de este año, a dejar de comprar por libra para hacerlo por kilo y cambiar el galón por litro.

Este cambio se da en base a la Ley 52 del 11 de diciembre de 2007, que estableció un lapso de cinco años para implementar en Panamá las medidas del Sistema Internacional y este plazo vence el próximo 12 de diciembre, según el Centro Nacional de Metrología de Panamá (Cenamep).

A pesar de la inquietud de algunos consumidores por posibles traumas en este cambio, lo cierto es que en Panamá, desde hace buen rato, el litro se usa a nivel de alimentos como en jugos, leche y gaseosas, pero no en gasolina y pinturas que deberíamos comprarlo por litro.

Donde sí existe cierta reacción, es en cuanto a la medida para la masa, porque, por ejemplo, estamos acostumbrados a comprar una libra de carne o de jamón y con el cambio habrá que solicitar 0.45 kilogramos aproximadamente de estos productos. Hay que recordar que un kilogramo tiene 2.204634 libras.

Lo cierto es que restan pocos meses para la implementación de la medida, por lo que muchos consideran que fue un error dejar pasar más de cuatro años sin educar al consumidor. A pesar de que el artículo 9 de la referida Ley 52 dice que las escuelas de enseñanza básica, media e intermedia, públicas y particulares deberán incluir en sus programas de estudios la enseñanza del Sistema Internacional de Unidades de Medida.

Sin embargo, los defensores alegan que es un requisito de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que los países miembros utilicen el Sistema Internacional de Unidades (SI), por lo que debemos incorporarlas y adaptarnos a las tendencias internacionales.

Por lo que ante el cambio que se acerca, el panameño con su buen sentido de humor y adaptabilidad, no se complicará y sencillamente en vez de pedir un litro de gasolina o medio kilo de carne, irá por lo más fácil y seguro, al pedir: ‘cinco dólares de gasolina’ o ‘dos dólares de carne’, tal como lo hace en la compra de pan.

Este mismo procedimiento es el que muchos utilizamos cuando estamos en otros países, donde hay que comprar en kilos y litros, hasta adaptarnos a la nueva reglamentación. Pues, es el sistema de medida predominante en todo el mundo y Panamá no puede seguir ajeno a esta realidad.

*COMUNICADOR SOCIAL.