Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Históricos presupuestos de Martinelli

V iaje número sesenta de Martinelli, 120 asesores en la Asamblea, sobrecostos en los megaproyectos ‘emblemáticos’, financiamiento de pre...

V iaje número sesenta de Martinelli, 120 asesores en la Asamblea, sobrecostos en los megaproyectos ‘emblemáticos’, financiamiento de precandidaturas del CD desde los diferentes ministerios e instituciones gubernamentales, más de 80 millones de dólares en publicidad.

En el 2011 bajo titulares de ‘histórico presupuesto’ o ‘presupuesto más alto de la historia’ se publicitó el Presupuesto de la Nación 2012; a mediados del mismo año estalla el ‘hueco fiscal’, más de 450 millones de dólares de déficit presupuestario, por los cuales se pretendía vender las acciones del Estado en Cables& Wireless y de las empresas de electrificación, terrenos de la ZLC, entre otros. Ante el rechazo popular por las pretensiones de venta de la Patria, el gobierno anuncia un recorte en el presupuesto del Estado 2012, a través del llamado ‘plan de contingencia’, por un monto de $405. 3 millones. Esta es la historia del histórico presupuesto 2012.

Hoy nuevamente el gobierno se jacta de un presupuesto de $16,268 millones para el 2013, lo que presenta un aumento de 13%, comparado con el de 2012 (Los gastos de funcionamiento absorben el 57% y los de inversión 43%). ¿Cómo pretenden financiarlo?, según el ministro del MEF, Frank De Lima, vendiendo esto y aquello, es decir, con la venta de la Patria.

El presupuesto 2013 deja entrever que Martinelli seguirá endeudando al país hasta donde le permite la recién modificada Ley de Responsabilidad Social Fiscal (2.8%). Se pretende financiar el mismo, buscando $304 millones en el mercado interno y 787.4 millones en el mercado externo. Ello representaría un déficit fiscal de $1,080 millones, pero las demandas sociales de la población siguen sin atenderse.

El pueblo sigue cuestionando qué se hace con tantos millones, si sólo esta semana tres planteles educativos se vieron forzados a paralizar labores por el estado caótico de la infraestructura, mientras otro por la falta de docentes a esta altura del año escolar; si los usuarios del trasporte público colectivo hacen largas filas bajo la lluvia por la falta de casetas; si en las instalaciones públicas hospitalarias las bacterias nosocomiales siguen acabando con la vida de cientos de panameños y en las farmacias de la CSS no hay medicamentos; si en el sector público se han despedido a más de 15,000 funcionarios y el monto de la planilla sigue aumentando (No por aumento de salarios al grueso de los funcionarios); si las actividades agropecuarias que son afectadas por la sequía reciben respuesta gubernamental tardía y mediática.

Mientras ello sucede, a los ladrones de cuello blanco se les premia con leyes de moratoria, tal es el caso del recién aprobado proyecto de Ley 396 que elimina los intereses y recargos de las cuotas obrero-patronales que los empresarios adeudan a la CSS, por un monto de $90 millones.

Como se ve, la danza de millones, los exorbitantes presupuestos no han significado la solución a los problemas de salud, educación, vivienda del pueblo trabajador, los mismos han ido a financiar el gasto suntuario de la jerarquía gubernamental y a engrosar las arcas personales de las empresas de los gobernantes y sus allegados. Es necesario que el presupuesto del Estado se construya sobre la base de atender las prioridades sociales de la población y el desarrollo nacional.

No debemos permitir que se siga atentando contra el derecho a la vida digna de los panameños. Sólo un Gobierno surgido de las entrañas del pueblo podrá brindarnos una política económica que atienda las demandas sociales insatisfechas de la población; construir real democracia, justicia social; y acabar con la corrupción, impunidad y el autoritarismo existentes.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.