Temas Especiales

27 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La fusión de Aduanas y Migración

La propuesta del Gobierno Nacional de fusión de la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA) y del Servicio Nacional de Migración (SNM) se enm...

La propuesta del Gobierno Nacional de fusión de la Autoridad Nacional de Aduanas (ANA) y del Servicio Nacional de Migración (SNM) se enmarca dentro de una visión más amplia de control y seguridad territorial de Panamá. Su objetivo consiste en garantizar el desarrollo y funcionamiento de dos instituciones claves que contribuyan a mejorar el paso seguro de mercancías y personas por Panamá, aprovechando la dimensión geográfica de nuestro país.

Por tanto, la ANA y el SMN deben promover un liderazgo efectivo de trabajo para elevar la conciencia a sus funcionarios sobre la importancia de su labor, así como su nivel de disciplina y responsabilidad profesional. Sus tareas son fomentar la coordinación interinstitucional; luchar contra cualquier tipo de actividades irregulares en materia aduanera y migratoria; simplificar los trámites administrativos y completar un desarrollo tecnológico innovador institucional. También, velar por el incremento de los incentivos y reconocimientos al personal.

Como medidas de modernización del Estado, el Gobierno Nacional ha conformado una Comisión Técnica Interinstitucional que se encargará de la estructuración, coordinación y desarrollo de los procesos técnicos y jurídicos de dichas instituciones, así como la creación de una Unidad Especial de Control e Investigación migratoria/aduanera, con funciones operativas y administrativas.

Para que se concrete dicha reestructuración, es preciso el diseño de una estrategia que contemple como puntos medulares la implementación de un plan piloto de operaciones y la adecuación legislativa en materia migratoria y aduanera.

Así, el viejo paradigma de las aduanas de persecución al contrabando y del cobro de los impuestos de importación de mercancías, si bien siguen siendo funciones de la ANA, cede paso a uno nuevo del Comercio y Transporte Seguro. De ahí que una de sus principales misiones ha de consistir en la facilitación del comercio internacional manteniendo el equilibrio entre éste y los aspectos de seguridad de la cadena logística de movimiento de mercancías, ya que la misma es utilizada, igualmente, para la comisión de delitos transnacionales.

De la misma manera, el control territorial de las mercancías no podrá ser realizado efectivamente si ello no va acompañado, también, de un efectivo control de las personas que entran y salen del país, a través de las autoridades migratorias en todos los recintos fronterizos terrestres, aéreos y portuarios del país. La histórica función de aprobar visas y resolver la permanencia ilegal de extranjeros en nuestro país por parte del SNM, abre paso a una de garantizar un equilibrio entre la facilitación del ingreso de turistas, inversionistas y personal que contribuya al desarrollo científico-técnico de los panameños y el limitar el ingreso de personas que pongan en riesgo la seguridad del país, tales como delincuentes, sicarios y otros.

Nuestro país, por su posición geográfica clave, de servicios y de tránsito de mercancías y centro de redistribución a través de las zonas libres, debe ser un modelo de transparencia, eficiencia y eficacia en materia de seguridad aduanera y migratoria. Nuestra estrategia debe fortalecer las ventajas comparativas y competitivas de Panamá, modernizándose institucionalmente con eficientes mecanismos de inspección y control no intrusivo de mercancías y personas que ingresan y salen del país; simplificación de la gestión aduanera y migratoria; utilización de tecnología de punta al servicio del comercio internacional y un nivel adecuado de supervisión, control y fiscalización que les ofrezca confianza a los usuarios nacionales e internacionales, contando con una adecuada y profesional estructura organizativa.

En síntesis, la transformación es parte fundamental de un proyecto de estado que se inscribe dentro de la globalización internacional en busca de mayores niveles de productividad y eficiencia. Ello implica la puesta en marcha de acciones concretas de mejoramiento en los servicios que se prestan en el país, haciendo más eficientes los procedimientos, controles y los mecanismos de coordinación y comunicación como herramientas de apoyo indispensable para el proceso operativo. Ello implica contar con una eficiente Unidad Interinstitucional de Análisis de Riesgo, que en tiempo real pueda identificar amenazas en la realización de ambas actividades y una Unidad Especial de Control e Investigación migratoria/aduanera, fortaleciendo los conceptos de seguridad estratégica de nuestro país, minimizando la corrupción que históricamente ha caracterizado dichos servicios; evitando la discrecionalidad en la aplicación de las regulaciones; estableciendo mecanismos homogéneos y reglas del juego claras y garantizando la transparencia y el trato igualitario para todos los usuarios de los servicios aduaneros y migratorios. Hacia ello apunta la conformación de la Comisión Técnica Interinstitucional, aprobada mediante el Decreto Ejecutivo Nº 871 de 14 de noviembre de 2012.

El compromiso propugna, además, por el fortalecimiento de la cooperación internacional aprovechando el posicionamiento que tiene nuestro país en el mundo. Deberá mantenerse el vínculo con asociaciones y redes de cooperación para el logro colectivo de objetivos comunes, al tiempo que se desarrolla una nueva cultura organizacional enfocada en el aprendizaje, la innovación y la excelencia.

Será una constante llevar un monitoreo de las nuevas tendencias y riesgos emergentes a nuestra seguridad en el marco del desarrollo del comercio y movimiento internacional de personas, pasando de un esquema defensivo y reactivo a uno basado en la prevención y en la proactividad.

Finalmente, debemos consolidar un esquema organizativo más flexible y dinámico que pueda irse adaptando a los grandes cambios que afectan la dinámica comercial y aduanera, al tiempo que logra un nivel de satisfacción laboral y económica entre sus funcionarios. Al lograrlo, estaremos haciendo Patria. Ese es nuestro compromiso y debemos cumplirlo. x

ABOGADO