Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Comentan artículo de opinión sobre discapacitado

Panamá, 4 de marzo de 2013. Señora Defensora:

Panamá, 4 de marzo de 2013

Señora Defensora:

Hemos leído con interés su escrito ‘El conocimiento impacta la educación especial’, publicado el 31 de enero de 2013 en el diario La Estrella de Panamá, en el cual hace algunas aseveraciones que, por nuestra experiencia vivida, no compartimos, pero que respetamos.

Quien suscribe, Rigoberto Anaya, experimentó un accidente viajando en bus, el 9 de febrero del 2006, en el cual perdí la pierna derecha hasta arriba de la rodilla y se me han realizado cinco (5) operaciones en el ojo derecho y tres (tres) en el ojo izquierdo a consecuencia del accidente.

Después de varios meses de tratamientos por oftalmólogo, neurocirujano, ortopeda y terapeutas, me acerqué a la Universidad Especializada de las América por dos razones, a saber:

1. Escuché de UDELAS y como antiguo docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Panamá, creo en la transferencia de tecnología, especialmente para los estudiantes.

2. Mi esposa, al graduarse de educadora del Colegio Abel Bravo, continuó estudios en el IPHE, siendo Berta Torrijos de Arosemena la directora para esa fecha, quien mostraba un interés profundo en las personas con discapacidad.

Considero que la sección de Ortesis y Prótesis no está correctamente dirigida, por lo que nos induce que la Sra. Arosemena no está correctamente informada de mi caso, que debió servir en beneficios con los estudiantes, ya que se trataba de la prótesis C-leg Compact con microprocesador.

En consecuencia se recurrió al aspecto legal, de manera que pudiera hacer uso correcto de la prótesis que se le compró a UDELAS, en la que se dieron un exceso de promesas incumplidas de su funcionaria subalterna, cuando se realizaban las diligencias de la compra.

Qué decir del asesor legal, quien en el proceso ha usado términos denigrantes en contra de mi persona.

Lamento no haber tenido la oportunidad de conversar con la Dra. Arosemena, cuando se lo solicité a la subalterna de la sección; hoy día no se hubiera llegado a los aspectos legales. No es mi intención quitarle su tiempo, pero era necesario que le explicara por qué no comparto en su totalidad su escrito.

INGENIERO