Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Optimismo y felicidad en Congreso Mundial de Terapia Cognitiva

Llegando del Congreso Mundial de Terapias Cognitivas y Comportacionales, en Lima, Perú, del 22 al 26 de julio. Una semana agotadora, des...

Llegando del Congreso Mundial de Terapias Cognitivas y Comportacionales, en Lima, Perú, del 22 al 26 de julio. Una semana agotadora, después de una cirugía de espalda, moviéndome con el bastón, entre cinco hoteles, 2,800 psicólogos y terapeutas; en jornadas intensas, en medio de un frío húmedo de ¡cuatro a 10 grados!

La terapia cognitiva conductual representa una serie de intervenciones basadas en el siguiente paradigma proveniente de los filósofos estoicos romanos y griegos: los acontecimientos no son lo que perturba a la gente, sino la manera en que la gente interpreta estos acontecimientos.

Los enfoques principales actuales son: La Felicidad; como potenciarla y evitar el sufrimiento, promoviendo las cualidades del ser humano, creando vínculos fuertes y constructivos, desarrollando Resiliencia; que es crear la capacidad de reaccionar de modo adecuado a los estímulos desfavorables del entorno.

El Optimismo, en la búsqueda de alternativas y el relajamiento, en vez de los que solo ven el peor escenario; pasión, coraje y hasta ‘locura’, con un sentido de propósito y significado.

Vivir en el presente, disfrutando lo que tienes y haces, en la convicción de que ni el pasado ni el futuro existen. El Autocuidado, como propósito de quererte y preservarte, para poder apoyar a otros y dar lo que se espera de ti en este orden de interrelaciones (profesionales y personales), utilizando la activación corporal, a través de la postura, voz, alimentación, respiración por la autoobservación. (Cienciometría.)

Otra gran corriente es Mindfulness (Atención Plena), a las cosas que te rodean, que te gustan; a la belleza de la naturaleza y los misterios hermosos de la vida; en busca de mayor espacio interior de tu mente; a veces saturada de pensamientos innecesariamente intrusivos. De sentimientos de culpa, cambiar a una mente de niño curioso nuevamente, con desapego al yo y a las cosas, como poderoso instrumento de cambio conductual.

La Psicología Positiva, que ayuda a las personas a sentirse bien consigo mismas, cambiando el foco hacia los beneficios, fomentando emociones de bienestar y salud; trabajando lo que se puede hacer y destrabándose de lo que no se puede cambiar, dando un nuevo rol mediador a la afectividad.

Independencia, o autonomía de juicios, sin necesidad de controles externos, defendiéndose de la presión de grupos; entendiendo los sentimientos de los demás, aceptando, tolerando y autorregulándonos. Todo esto y más.

Habían delegaciones de todas partes del mundo. Panamá se hizo presente con más de 50 psicólogo(a)s provenientes de varias universidades e instituciones de salud pública del país. El doctor Roberto Mainieri, presidente de la Sociedad Panameña de Psicoterapia, representante de Panamá ante el Congreso; ilustró la terapia para los que sufren de Trastorno de Pánico. La Ponencia del colega Fabio Bethancourt, director de la Clínica de Psicología de nuestra Facultad de Psicología, de la Universidad de Panamá, sobre entrenamiento en Terapia Cognitiva a nuestros estudiantes, fue muy aplaudida.

Regresé feliz, cansado, pero recargado de conocimientos y reflexiones.

*PSICÓLOGO, DOCENTE Y ESCRITOR.