Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Libertinaje en medios televisivos

No sé si estoy equivocado, pero creo que Panamá es el único país del mando donde personas opuestas al gobierno de turno expresan calumni...

No sé si estoy equivocado, pero creo que Panamá es el único país del mando donde personas opuestas al gobierno de turno expresan calumnias, injurias, insultos en contra del presidente de la Nación.

Lo más preocupante es que los directores de estos de comunicación no les exigen el menor respeto a estos personajes políticos, quienes afirman lo que se les venga en gana alegremente y el periodista que dirige el programa no solicita respeto hacia su audiencia, la cual está siendo testigo de comportamientos que constituyen delitos contra el honor de conformidad con nuestro Código Penal.

Pienso que la obligación de un periodista responsable con el medio en que labora y su audiencia sería preguntar a estos personajes si tienen alguna prueba, hecho o indicio que sustenten o corroboren su expresiones difamadoras.

Esto parece un hábito que de manera consuetudinaria observamos los panameños todos los días en algunos canales televisivos, donde el irrespeto, la derogación de la reputación de los ciudadanos es la premisas fundamental que caracteriza a los programas de debate político en nuestro medio.

Esto no es más que un libertinaje inaceptable, que se está concretando con la complicidad de algunos periodistas de los medios televisivos que dirigen estos programas. Esto dista mucho de las metas, fines, que deben propiciar estos programas televisivos, el cual es el debate de ideas y opiniones dentro de un plano de respeto y no lo que se está generando hoy, que concreta un barrio de trifulca donde los protagonistas con el consentimiento del director del programa, se sacan los trapos sin ningún reparo, sin respeto alguno, haciendo alarde de su intelectualidad calumniosa e injuriosa frente a cualquier persona a la que se oponga por razón de su posición política.

El morbo público, generado por estos programas que se catalogan como debate político, que ni de debate ni de político tienen nada, solo su nombre, deben ser rechazados por la ciudadanía en general y no permitirlos los directores de estos programas. Lo cual pareciera que un método vulgar y rastrero es lo que, según algunos periodistas irresponsables, origina más audiencia, qué equivocados están.

A la ciudadanía, que saben que un alto porcentaje repudia estos debates televisivo, adopten la conducta de protesta ciudadana cambiando de canal, no viendo estas escenas bochornosas de personajes políticos que pareciesen que no tienen educación alguna ni muchos menos principios éticos y morales. Qué lastima me dan estos seudodirigentes, que, por suerte, jamás llegarán al poder político de este país para fortuna de todos los panameños que queremos a nuestro país.

Amanecerá y veremos.

ABOGADO EN EJERCICIO, DOCENTE.